¡BEBER o NO BEBER!: Esa es la cuestión. Opiniones de un nutricionista sobre los beneficios del vino rojo.

El vino, en general, y el rojo en particular siempre ha tenido, mayormente, defensores que le atribuyen beneficios para la salud, sin hablar de lo contento que puede ponerte tras pasarse de copas.

En este artículo del Good Housekeeping Institute, hablan de esos beneficios:

  1. Puede proteger el corazón:

Se asevera que disminuye el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular.

Por otro lado, la American Heart Association señala que no se ha establecido un vínculo de causa y efecto en esta práctica y que, probablemente, se deba al seguimiento de un hábito dietético.

Por ejemplo, si se toma vino todas las noches, pues entonces el efecto estaría más vinculado al seguimiento de la dieta mediterránea.

2. Puede combatir la inflamación:

Este vino es abundante en polifenoles —sustancias químicas encontradas en ciertas plantas—, el Resveratrol sobre todo, que puede hallarse en la uva, el chocolate, cacahuetes, y ciertas bayas.

Los estudios han arrojado que los compuestos fenólicos tienen propiedades antioxidantes y antinflamatorias. Además, indican que reduce la resistencia a la insulina y reduce el estrés oxidativo.

El estrés oxidativo es causado por un desequilibrio entre la producción de especies reactivas del oxígeno y la capacidad de un sistema biológico de decodificar rápidamente los reactivos intermedios o reparar el daño resultante. La importancia de su regulación en el ser humano, radica en que el estrés oxidativo participa en los mecanismos etiopatogénicos primarios o en sus consecuencias en más de cien enfermedades de gran importancia clínica y social, como la aterosclerosis, la enfermedad de Parkinsonencefalopatía miálgicasensibilidad química múltipleperiodontitisvaricocele y la enfermedad de Alzheimer y también puede ser importante en el envejecimiento

3. Puede mejorar la mente:

La presencia de flavanoles —otro grupo de compuestos bioactivos propios de ciertas plantas—, puede proteger las células del cuerpo involucradas en desarrollar vasos sanguíneos saludables, un factor fisiológico clave en la mejora del flujo sanguíneo al cerebro y la prevención de placas de ateroma.

Los estudios en animales han revelado que el Resveratrol puede combatir la degeneración de la memoria relacionada al envejecimiento.

4. Puede incentivar la longevidad:

¡Por el simple hecho de beber! Los estudios poblacionales han establecido una relación entre la ingesta controlada de alcohol y la longevidad (no se los dice un alcohólico, que conste).

Las investigaciones también concluyen que se pueden afianzar los efectos del Resveratrol con una dieta balanceada como la Mediterránea.

5. Puede mejorar el estado de ánimo:

¡Y hablando de beber!

Ciertos estudios han vinculado la ingesta moderada de alcohol con la mejoría del estado de ánimo.

Un estudio en el 2014 demostró que las personas que habían ingerido un vaso de vino en un ambiente no placentero habían alcanzado el mismo nivel de mejoría en su ánimo, que el experimentado por abstemios en un mejor ambiente.

Para no pecar de alcohólico —supongo—, el artículo también incluye perjuicios que The American Heart Society considera que pudiera acarrear el beber demasiado vino: daño al hígado, obesidad, ciertos tipos de cáncer, embolia, cardiopatías.

El American Institute for Cancer Research ha dicho que, mientras menos vino se tome, menor es el riesgo de contraer cáncer, y aconseja abstenerse de beber si se quiere trabajar en base a no padecer de uno.

Otra cosa es que beber alcohol aumenta las calorías y, por ende, el peso.

En los Estados Unidos los estatutos federales y the American Heart Association aconsejan beber alcohol con moderación y no más de dos tragos por día para los hombres y uno para las mujeres, ofreciendo esta referencia como equivalente para un trago:

  • 12 onzas de cerveza
  • 4 onzas de vino
  • 1.5 onzas en bebidas como whiskey, bourbon, vodka, gin, tequila, etc. (menos de 50% de alcohol)
  • 1 onza para bebidas Fuertes como vodka y ron con 50% de alcohol

Como quiera, se sigue considerando al vino como la mejor opción en bebidas alcohólicas. Así que queda a nuestra elección —¿o juicio?— si bebemos o no bebemos. Siempre habrá opiniones muy diversas sobre cualquier tema.

Publicado por jmhernandezgonzalez

Cubano por nacimiento y corazón. Amigo de quien se lo merece, porque nada comparable con el amor a la familia como la lealtad a un buen amigo. ¿Escritor? Solamente sé que escribir para mí es más que multiplicarme en la inmensidad del tiempo y el espacio dando campanazos de imaginación.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: