El verdadero accidente de Paul McCartney que desató la teoría de conspiración.

(este artículo está conectado al principal que puede leerse siguiendo este enlace: https://wordpress.com/post/elabrevaderojm.com/5750)

En lo que se convertiría en una de las «pistas» clave en el mito de «Paul está muerto», el domingo 26 de diciembre de 1965 —como detalla The Beatles Bible—, Paul McCartney sufrió un accidente de ciclomotor —pequeña motocicleta—, mientras visitaba a su familia en Liverpool.

McCartney cayó de su ciclomotor y se astilló un diente delantero. También se cortó el labio y quedó con una cicatriz.

En la foto, un ejemplo de ciclomotor: Raleigh Rm11 Tourist.

Brian Epstein, el mánager de los Beatles, lo informó de esta manera:

«A mediados de diciembre pasado, Paul se lesionó el labio y se astilló el diente en el accidente del ciclomotor. Honestamente, pensó que nadie notaría la astilladura, porque era bien pequeña. Le dije tres veces que debería hacer algo al respecto. Está en un lugar donde no hay terminaciones nerviosas, por lo que no siente dolor. Paul me aseguró que se repararía el diente, pero, desafortunadamente, no lo ha hecho. ¿Podría tener miedo del dentista? Es mi opinión que él simplemente lo dejará como está».

También en el paseo nocturno estaba Tara Browne (foto), amigo de McCartney. Browne fue el heredero Guinness cuya muerte inspiró —según se ha dicho— a John Lennon a escribir las primeras líneas de A Day In The Life.

Primeros versos de A Day In The Life, supuestamente inspirados por la muerte de Tara Browne en el accidente de auto.

Para el proyecto The Beatles Anthology, Paul McCartney contó:

«Tuve un accidente cuando salí de un ciclomotor en Wirral, cerca de Liverpool. Tenía un muy buen amigo que vivía en Londres llamado Tara Browne, heredero de Guinness, un buen tipo irlandés, muy sensible. Lo veía de vez en cuando y disfrutaba estar cerca de él. Vino a visitarme a Liverpool una vez cuando estuve allí viendo a mi padre y a mi hermano. Tenía un par de ciclomotores de alquiler, así que tuvimos la brillante idea de ir a la casa de mi prima Bett».

«Íbamos montados en los ciclomotores. Le estaba mostrando a Tara el paisaje. Él estaba detrás de mí, y era una luna llena increíble; realmente estaba enorme. Dije algo sobre la luna y él dijo “sí”, y de repente tuve una imagen congelada de mí mismo en ese ángulo con respecto al suelo, cuando es demasiado tarde para volver a levantarse; todavía estaba mirando la luna y luego miré al suelo, y me pareció tomar unos minutos pensar: “Ah, lástima, ¡voy a golpear ese pavimento con mi cara!” ¡Bam!»

«Ahí estaba yo, diente astillado y todo. Entró por mi labio y lo partió. Pero me levanté y fuimos a la casa de mi prima. Cuando le dije: “No te preocupes, Bett, pero he tenido un pequeño accidente”, ella pensó que estaba bromeando. Al principio se rio, pero luego dijo: “¡Santo!” Realmente le había dado a mi cara un buen golpe; parecía que había estado en el ring con Tyson (foto) durante algunas rondas. Así que ella llamó a un amigo suyo que era médico».

«El doctor llegó en el acto, sacó una aguja y, después de una gran dificultad para enhebrarla, la puso en la primera mitad de la herida. Estaba temblando un poco, pero consiguió su propósito, y luego dijo: “Oh, el hilo se acaba de salir, ¡tendré que hacerlo de nuevo!”. Sin anestesia. Yo estaba parado allí mientras él volvía a ensartar la aguja y a coser de nuevo».

«De hecho, esa fue la razón por la que me dejé el bigote. Fue bastante vergonzoso, porque en ese momento sabías que tus fotos se verían en revistas de adolescentes como 16, y era bastante difícil tomar una nueva foto con un labio hinchado. Así que me dejé crecer el bigote, a lo Sancho Panza, principalmente para cubrir el cosido en mi labio».

«Se hizo popular entre los chicos del grupo: si uno de nosotros hacía algo como dejarse el cabello largo y nos gustaba la idea, todos tendíamos a hacerlo. Y luego se vio como una especie de idea revolucionaria, ¡que los jóvenes de nuestra época definitivamente deberían dejarse crecer el bigote! Y todo encajó con el Sgt Pepper, porque él tenía un bigote caído».

El diente astillado y la cicatriz de McCartney se pueden ver en los videos promocionales de Paperback Writer y Rain, que se filmaron en Londres en mayo de 1966.

Los Beatles en su segundo día de filmación promocional el 20 de mayo de 1966 en Chiswick House, una casa con jardines del siglo 18 en el oeste de Londres.
Los Beatles grabaron imágenes en blanco y negro para los espectadores del Reino Unido, dos para Paperback Writer y una para Rain.

Aunque esos dos videos promocionales están completos, en esta porción del de Paperback Writter —publicado por The Beatles Bible—, utilizado en los Estados Unidos el primer plano de Paul permite ver mejor el diente astillado.   

El encuentro con el médico borracho ayudó a inspirar la canción de 1968 Rocky Raccoon.

Rocky Raccoon, del álbum The Beatles (álbum blanco).

Así lo recuerda Paul McCartney en un anuncio de su libro The Lyrics: 1956 to the Present:

Publicado por jmhernandezgonzalez

Cubano por nacimiento y corazón. Amigo de quien se lo merece, porque nada comparable con el amor a la familia como la lealtad a un buen amigo. ¿Escritor? Solamente sé que escribir para mí es más que multiplicarme en la inmensidad del tiempo y el espacio dando campanazos de imaginación.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: