Destacada

El abrevadero…

La palabra es tomada de una novela de Daína Chaviano, talentosa escritora, mujer cubana que ha seguido triunfando en el exilio, y bella persona. El libro es una pieza entrañable de mi vida en Cuba antes de emigrar, como las personas especiales, los amigos que siguen siendo hermanos, la familia perdida y los lugares inolvidables. Como La Habana. Cuando pensé en un nombre para el blog, nada me vino a la mente tan rápido como esa palabra. Así que, simplemente, ella estaba esperando a que yo me decidiera a crear este sitio. Y, por fortuna, Daína no pone reparos en que yo busque mi sed entre nuestros dinosaurios.

El empuje me lo dio el escritor y maestro Alejandro Quintana, en cuya academia estoy tratando de pulirme para escribir «algo que merezca la pena leerse» como él mismo dice. Gracias, Alejandro, por avivarme la sed de crear algo que yo pudiera compartir con el resto de la humanidad (o la parte que aquí llegue). porque mi abrevadero, como le comenté a Daína: «no es un oasis en mi desierto para calmarme la sed, sino un modesto motivo para buscar la sed en mi desierto».

En mi país yo diría: no soy de la gran escena, pero me gusta decir lo mío a tiempo y sonriente. Y de eso, precisamente, se trata este sitio: de decir y compartir. Y para avivar las sospechas de haber bebido de El Abrevadero alguna vez en forma de dinosaurio. Al visitante, gracias por acercarte a mi abrevadero, el cual irá mejorando en lo que pase el tiempo. Como los buenos vinos, espero.

Así que: ¡gracias por llegarte!

Olivia Newton-John nos deja. Nosotros quedamos desesperanzadoramente devotos a Sandy (IV).

Según Rachel Syme escribió en un artículo en 2022 para newyorker.com «lo que le dio a la carrera posterior de Newton-John una conmoción peculiar fue que nunca abandonó realmente su simpatía de Sandy 1, incluso cuando se desvió hacia el territorio de Sandy 2». Esa transformación en Grease envalentonó a Newton-John para hacer lo mismo con su carrera musical.  

La vida tras el musical

Totally Hot

Justo después de que Grease debutara, en noviembre de 1978, lanzó su décimo álbum de estudio, Totally Hot, que se convirtió en su primer álbum en solitario en el top 10 (#7) desde Have You Never Been Mellow. Olivia posó para la portada en cuero negro de pies a cabeza, mirando fijamente a la cámara, capitalizando así el nuevo look de Sandy 2 que se introdujo al final de la película.

El disco fue «platino» casi al mismo tiempo que la banda sonora de Grease, convirtiendo a Newton-John en una de las artistas de grabación más rentables de la época. Los sencillos A Little More Love (#3 Pop, #94 Country, #4 AC),

Deeper Than the Night (#11 Pop, #87 Country, #4 AC)

y Totally Hot (#52 Pop), demostraron un sonido más agresivo y uptempo para Newton-John.

En efecto, ella suavizó los elementos de la música country de su música, y nació la nueva Olivia Newton-John. Sin embargo, y a pesar de no serlo, el LP alcanzó el #4 en la lista de álbumes Country. La cantante lanzó el lado B, Dancin’ ‘Round and ‘Round, del sencillo Totally Hot —cara A— para la radio Country, donde alcanzó el #29 (#82 Pop y #25 AC), y se convirtió en su último sencillo en solitario de este género para radio.

Los ‘80:

Inspirados por el dueto que hicieran en The Music for UNICEF Concert, en 1979 Andy Gibb y Olivia colaboraron una vez más en una canción escrita por Barry Gibb para el nuevo álbum de Andy, After Dark, lanzado en 1980: I Can’t Help It. Esta canción apareció junto a su dueto de 1979 Rest Your Love On Me como la sexta y séptima pistas del álbum de Andy.

(en el punto 4 del Apéndice puedes leer información interesante sobre este evento; sigue este enlace: https://wordpress.com/post/elabrevaderojm.com/10352)

Barry Gibb y la portada del disco de Andy Gibb, After Dark.

Para Newton-John esta canción pop, bastante diferente a la música country, logró alcanzar el #12 Pop y el #8 AC.

Además, protagonizó su tercer especial de televisión, Hollywood Nights.

Precisamente, en este programa televisivo Olivia hizo un dúo electrizante con Elton John, quien era uno de sus invitados, cuando cantaron Candle In The Wind.

(en el punto 5 del Apéndice puedes leer información interesante sobre este evento y ver el dúo interpretando la canción; sigue este enlace: https://wordpress.com/post/elabrevaderojm.com/10352)

Olivia Newton-John conoció a la reina Isabel II y al duque Felipe de Edimburgo en la Ópera de Sídney el 27 de mayo de 1980. Con ella también estaban Roger Woodward y Paul Hogan (en pantalones cortos).

Xanadu

Más tarde ese año, Olivia apareció en su primera película desde Grease al protagonizar la fantasía musical Xanadu con Gene Kelly y Michael Beck.

Izquierda: un afiche publicitario de la película. Luego: Beck, Olivia y Kelly.

Aunque la película fue un fracaso crítico, su banda sonora (#4 Pop) fue certificada «doble platino» y obtuvo cinco sencillos top 20 en el Billboard Hot 100.

(en la foto, la carátula del disco)

Newton-John entró en las listas con Magic (#1 Pop, #1 AC),

Suddenly con Cliff Richard (#20 Pop, #4 AC),

y la canción principal Xanadu con Electric Light Orchestra (#8 Pop, #2 AC).

Por cierto, ELO también entró en las listas con I’m Alive (#16 Pop, #48 AC) y All Over the World (#13 Pop, #46 AC).

Electric Light Orchestra
Canción Xanadu en la película homónima.
Canción All Over the World en la película Xanadu.

Magic fue el mayor éxito pop de Newton-John hasta ese momento (4 semanas #1) y todavía se clasifica como el mayor éxito de AC de su carrera (5 semanas #1).

(en la foto, carátula del sencillo)

Desde entonces, la película se ha convertido en un clásico de culto y la base de un espectáculo de Broadway que tuvo más de 500 representaciones a partir de 2007 y fue nominada a cuatro premios Tony, incluido el de Mejor Musical.

(en la foto, un ejemplo del premio).

Olivia estaba emocionada de comenzar su carrera cinematográfica como estrella en solitario, y Xanadu prometía ser la película que la lanzaría como una de primer nivel. Pero en realidad el proyecto fue un desastre por varias razones.

Xanadu se suponía que fuese una película de patinaje sobre ruedas de bajo presupuesto, pero su misma base era un problema. Cuando la película comenzó a hacerse, el público estaba loco por la música disco y el patinaje sobre ruedas.

Para cuando salió en la pantalla grande, la fascinación se había desmoronado por completo, e incluso se había desatado una rebelión en contra del género musical con el eslogan Disco Sucks —el disco apesta— lanzado oficialmente el 12 de julio de 1979 en el infame espectáculo Disco Demolition Night convocado por Steven Robert Dahl. Y Xanadu salió al año siguiente.

De izquierda a derecha: Steve Dahl junto al contenedor lleno de discos recogidos para Disco Demolition Night; una pancarta con el eslogan de la campaña; el estadio de pelota Comiskey Park de Chicago sufrió daños cuando la turba se desenfrenó durante el espectáculo de odio.

El sueño de Olivia de ser una estrella de primer nivel se detuvo abruptamente con la horrible recepción de la película; ella no hizo otro musical de cine hasta 2010. Los archifamosos y odiados premios Golden Raspberries —o Razzies— para las peores películas del año comenzaron con Xanadu.

(en la foto, el premio)

John J. B. Wilson, un redactor y publicista estadounidense, después de ver Xanadu y Can’t Stop the Music, tuvo la idea de premiar películas de muy mala calidad. Este es el tipo de mala publicidad de la que pocas celebridades pueden recuperarse con éxito, mas Olivia perseveró.

Physical

En 1981, Olivia lanzó su álbum de estudio más exitoso, Physical (en la foto), «doble platino» en Estados Unidos y «cuádruple platino» en Canadá, que reforzó fuertemente su cambio de imagen al mostrar material subido de tono y orientado al rock.

Su canción principal se clasificó como la más grande de la década (en 2008, Billboard clasificó la canción #6 entre todas las canciones que se posicionaron en los 50 años de historia del Hot 100). También, le valió a la cantante su único lugar en las listas de R&B —Rhythm & Blues— Singles (#28) y Albums (#32).

Otros dos sencillos Make a Move on Me (#5 Pop, #6 AC)

y Landslide (#52 Pop), también se convirtieron en grandes éxitos internacionales.

Del corte titular, Newton-John dijo: «Roger Davies era mi mánager en ese momento; lo tocó para mí y sabía que era una canción muy pegadiza». La canción principal, escrita por Steve Kipner y Terry Shaddick —en su tiempo, guitarrista líder de la banda The Tranquility—, pasó diez semanas en la cima del Billboard Hot 100.

De izquierda a derecha: Kipner, Shaddick y The Tranquility.

Esto igualó el récord en ese momento en poder de «You Light Up My Life» de Debby Boone durante la mayoría de las semanas pasadas en el número 1 en la era del rock.

Olivia explicó en su momento que «simplemente no estaba de humor para las baladas tiernas; quiero cosas alegres porque así me siento». Y en sus memorias recordaba: «Esta canción era cruda y vanguardista. ¿Tal vez fue demasiado descarada? La letra me hizo cantar: “¡No hay nada más de qué hablar a menos que sea horizontalmente!” En otro momento, canto: “Tienes que saber que estás sacando al animal que hay en mí”. ¡Detente, detente, detente! ¡Estaba teniendo un momento Sandy #2!»

La provocativa letra de Physical llevó a dos estaciones de radio de Utah a prohibir el sencillo de sus listas de reproducción, algo que nunca antes le había sucedido, por lo que no le sentó bien a su limpia imagen. En 2010, la revista Billboard clasificó este como el sencillo más popular sobre sexo.

Para contrarrestar su tono abiertamente sugerente, Olivia filmó un video con temática de ejercicios aeróbicos. Al final, el video fue tan popular que se convirtió en un himno para un país enloquecido por los aeróbicos e hizo de las vinchas un accesorio de moda fuera del gimnasio.

Al ver tal acogida, Olivia se hizo pionera en la naciente industria de los videos musicales al grabar un álbum con videos (la carátula en la foto) de todas las pistas del Physical y tres de sus éxitos más antiguos. Este le valió un cuarto Grammy y se emitió como un especial de abc en horario estelar, Let’s Get Physical, convirtiéndose en un top 10 de Nielsen Media Research.

Newton-John afirmó: «Como todo el mundo, tengo diferentes lados de mi personalidad. Tengo mi yo dominante, mi yo necesitado de ser dominado, la sana Olivia y la loca Olivia. Interpretar a estos diferentes personajes me dio la oportunidad de mostrar partes extrañas que la gente no ha visto mucho».

El éxito de Physical llevó a una gira internacional y al lanzamiento de su segunda colección de éxitos, el doble platino Olivia’s Greatest Hits Vol. 2 —en la foto— (#16 Pop), que produjo dos sencillos más en el top 40:

Heart Attack (#3 Pop)

y Tied Up (#38 Pop).

La gira fue filmada para su especial de televisión Olivia in Concert, que se estrenó en HBO en enero de 1983. El especial fue posteriormente lanzado a video, lo que le valió a Newton-John otra nominación al Grammy.

Olivia fue la anfitriona de Saturday Night Life de NBC en 1982.

Two Of A Kind

Olivia volvió a formar equipo con Travolta en 1983 para el criticado y comercialmente fallido Two of a Kind, —Tal para cual, en español—. Según uno de los artículos que la menciona, «lo que le faltaba a Two of a Kind era lo que Grease tenía de sobra: una historia que ya había demostrado su valía en el escenario». Tanto Olivia como Travolta recibieron nominaciones de Razzie como peores actriz y actor, respectivamente.

(en la foto: un afiche publicitario de la película)

No obstante, su banda sonora fue catalogada «platino» (#26 Pop) con Twist of Fate (#5 Pop),

(Livin’ in) Desperate Times (#31 Pop),

y un nuevo dúo con Travolta, Take a Chance (#3 AC).

Newton-John lanzó otro paquete de video, el nominado al Grammy Twist of Fate, con videos de sus cuatro canciones en la banda sonora de Two of a Kind y los dos nuevos sencillos de Olivia’s Greatest Hits Vol. 2.

Soul Kiss

La carrera musical de Newton-John se enfrió de nuevo con el lanzamiento de su siguiente álbum de estudio, el Soul Kiss (la carátula del disco en la foto), certificado «oro» (#29 Pop), en 1985.

El único sencillo del álbum en las listas fue la canción homónima (#20 Pop, #20 AC).

Debido a su embarazo, Newton-John limitó su publicidad para el álbum. El álbum de video para Soul Kiss presentó solo cinco de las diez pistas concebidas: videos conceptuales para los sencillos del álbum Soul Kiss y Toughen Up ,

así como videos de actuación de las canciones Culture Shock,

Emotional Tangle

y The Right Moment.

The Rumour

Después de una pausa de casi tres años tras el nacimiento de su hija Chloe en enero de 1986, Newton-John reanudó su carrera discográfica con el álbum de 1988, The Rumour.

(la portada del disco en la foto)

El álbum fue promovido por un especial de HBO, Olivia Down Under, y su primer sencillo, la canción principal, fue escrito y producido por Elton John.

Derecha: presentación de un formato de video del programa; izquierda: Elton John durante el Tour de Force en 1986.

El contenido del programa fue descrito como «una entretenida hora en compañía de la encantadora Olivia Newton-John, quien nos canta sus canciones del álbum The Rumour en los espectaculares escenarios de Australia como telón de fondo».

Tanto el sencillo (#62 Pop, #33 AC) como el álbum (#67 Pop) flaquearon comercialmente ya que Newton-John, de casi 40 años, se veía «vieja» en comparación con las reinas adolescentes Debbie Gibson y Tiffany que gobernaban las listas pop en ese momento.

Debbie Gibson y Tiffany en 1986.

Sin embargo, este álbum fue elogiado por los críticos como más maduro, pues Olivia abordó temas como el SIDA —con Love and Let Live—, el medio ambiente y los hogares monoparentales.

El segundo sencillo, Can’t We Talk It Over in Bed ,

no entró en las listas, pero fue lanzado en 1989 por Grayson Hugh, el arreglista de la canción, y se convirtió en un éxito pop top 20 como Talk It Over .

En 1986, Newton-John, fanática del Carlton Football Club, interpretó el himno nacional australiano en la Gran Final de la VFL entre Carlton y Hawthorn Football Club.

(en el punto 6 del Apéndice podrás enterarte de una coincidencia que se relaciona con este evento. Sigue el siguiente enlace para enterarte: https://wordpress.com/post/elabrevaderojm.com/10352)

En 1988, Olivia aparece en un grupo de personas en los créditos finales de She’s Having a Baby de John Hughes, quienes aportan sus ideas de nombres de niños para el hijo de Jake y Kristy —los personajes de la película—, y no están acreditados.

En realidad, si no afinan la vista, Olivia pasará inadvertida en su segundo de aparición en estos créditos.

Warm & Tender

En septiembre de 1989, Newton-John lanzó su álbum que denominaron «autoindulgente», Warm and Tender, que la reunió con el productor John Farrar, ausente de su LP anterior, y también marcó un regreso a una imagen más saludable de sí misma.

Inspirado por su hija, que apareció en la portada, el álbum presentó canciones de cuna y canciones de amor para padres e hijos. Este álbum, el último producido por Farrar, tampoco logró revivir su carrera discográfica, ya que el disco alcanzó solo el #124 Pop.

Olivia Newton-John en los Premios de la Academia de 1989

Los ’90:

A Mom For Christmas

En 1990, Olivia regresó a la actuación en la película para televisión A Mom For Christmas —«Una mamá para Navidad»—, en el papel de un maniquí de grandes almacenes que cobra vida.

(en la foto: un anuncio publicitario de la película)

Varias actrices —Anne Francis, Kim Cattrall, Kristy Swanson, Tyra Banks— les han dado vida a maniquíes en la pantalla, pero un artículo asegura que nadie lo hizo mejor que Newton-John.

De izquierda a derecha: Anne Francis en el episodio The After Hours de The Twilight Zone de 1960; Kim Cattrall en Mannequin de 1987; Kristy Swanson en Mannequin 2 de 1991; Tyra Banks en Life-Size del 2000.

La película, obviamente, incluye varias canciones de ella —escritas por John Farrar—, pero en la vanguardia está su actuación como Amy, un maniquí en una tienda departamental de Cincinnati con una empleada mágica interpretada por Doris Roberts.

La página de IMDb para A Mom for Christmas enumera en su sección de trivia que Olivia completó su escena de llanto en una sola toma, pero eso no debería ser una revelación, pues ella podía hacer cualquier cosa, incluido el dominio de un papel como maniquí en una película de televisión en la que estaba claramente sobrecalificada para protagonizar.

Según Juliet Sorci Duncan, coprotagonista en la película, Newton-John era diferente a cualquiera con quien hubiera trabajado, y así le dijo a Rolling Stone:

«Su generosidad y amabilidad eran sus verdaderos superpoderes; dio la casualidad de que también era increíblemente talentosa y hermosa. Al estar cerca de ella, nunca sabrías que era una celebridad. Filmamos A Mom for Christmas en Ohio y era Halloween, así que Olivia nos llevó a su hija, Chloe, y a mí a hacer “truco o trato”. La gente la reconocía y nos invitaba a tomar sidra de manzana. Ella aceptaba tan amablemente, que se tomaba bastante tiempo para hablar con todos».

(en la foto, Sorci durante la filmación de la película)

«Después de que nos enrollamos, ella dejó establecido el contacto. Ella era el tipo de persona que me llamaba para decirme que tenía cáncer de mama para que no me enterara en la prensa. Cuando tuve que someterme a una cirugía años más tarde, Olivia fue mi primera visitante. Estaba muy ocupada, pero se tomó el tiempo para estar allí. Hay un sinfín de historias como esta. Ella realmente tenía el corazón más grande y estoy muy agradecida de haberla conocido».

(en la foto: una imagen más reciente de la actriz, en su perfil de IMDb)

Timeless Tales from Hallmark

Ese mismo año presentó una serie de ocho adaptaciones de cuentos de hadas para niños seguidos de un mensaje ambiental en Timeless Tales from Hallmark, una  serie estadounidense de acción en vivo, animada y distribuida directamente para video, producida por Hanna-Barbera y Hallmark Cards.

Ocho videocasetes fueron lanzados entre 1990 y 1991, y la serie se emitió en USA Network en diciembre de 1991.

(en la foto: la carátula de una edición de videocasetes)

Cada uno de los videocasetes contenía un folleto de ocho páginas con consejos de reciclaje. El propósito de la franquicia era enseñar a los niños cómo manejar los recursos de la Tierra de manera responsable.

A Christmas Romance

En 1994 Olivia actúa en A Christmas Romance, una película estadounidense de 1994 dirigida por Sheldon Larry y protagonizada por Olivia, Gregory Harrison y Chloe Rose Lattanzi, la hija de Olivia en la vida real.

De izquierda a derecha: un anuncio publicitario de la película; Larry; Harrison; Lattanzi.

Fue escrito por Darrah Cloud, basado en la novela A Christmas Romance de Maggie Daniels. La película fue filmada en Vancouver, Columbia Británica, Canadá y se estrenó originalmente en CBS el 18 de diciembre de 1994.

Cloud a la izquierda y Daniels a la derecha de la portada del libro, al centro.

Aquí Newton-John también canta la canción The Way of Love en los créditos de apertura y cierre, una canción tomada de su álbum de 1994 Gaia: One Woman’s Journey. Ella escribió y compuso este álbum para documentar su batalla contra el cáncer de mama.

The Man from Snowy River

En 1995, Olivia apareció en The Man from Snowy River, una serie de televisión australiana de aventuras basada en el poema homónimo de Andrew Barton «Banjo» Paterson (en la foto)

En Australia fue titulada Banjo Paterson’s The Man from Snowy River, mientras que en los Estados Unidos y el Reino Unido como Snowy River: The McGregor Saga.

Ned and Stacey

Este mismo año, Olivia participó en el capítulo Reality Check de Ned & Stacey —o Ned and Stacey—, una telecomedia estadounidense creada por Michael J. Weithorn, y protagonizada por Thomas Haden Church y Debra Messing como la pareja titular.

De izquierda a derecha: un anuncio publicitario de la serie; Weithorn; Church; y Messing.

La serie duró dos temporadas, y se transmitió por Fox desde el 11 de septiembre de 1995 hasta el 27 de enero de 1997.

Tracey Takes On…

Tracey Takes On… fue una  serie estadounidense  de sketches cómicos protagonizada por Tracey Ullman que duró cuatro temporadas en HBO, el cual fue encargado después del éxito del especial de comedia de 1993 Tracey Ullman Takes on New York. Cada episodio se centra en un tema específico en el que Ullman y sus personajes del elenco comentan o experimentan a través de una serie de situaciones y monólogos.

Tracey y Olivia —como aparecieron en el episodio— en medio de los anuncios publicitarios de la comedia original (izquierda) y la secuela (derecha).

El sexto episodio de la segunda temporada, el 24 de febrero de 1997, titulado Tracy Takes On…. Chilhood, contó con una breve actuación de Olivia. En este sketch, Tracey estaba siendo criada por dingos en el interior de Australia y fue encontrada por humanos que la maltrataban. Olivia llega en un coche deportivo para rescatarla.

Olivia aparece en el sexto minuto de este episodio.

Murphy Brown

El 14 de noviembre de 1988 en CBS se estrenó Murphy Brown, una serie de telecomedia estadounidense creada por Diane English. Esta fue protagonizada por Candice Bergen como la epónima Murphy Brown, una famosa periodista de investigación y presentadora de noticias para FYI, una ficticia revista de noticias de televisión CBS, y más tarde para Murphy in the Morning, un programa de noticias matutino por cable.

Izquierda: un anuncio publicitario de la telecomedia; centro: la creadora: derecha: la protagonista.

En el episodio que salió al aire el 10 de diciembre de 1997 titulado I Hear a Symphony, Olivia tiene una pequeña intervención.

Olivia aparece en escena al minuto del video.

Para el cine, Newton-John apareció en un papel secundario en el drama de SIDA de 1996, It’s My Party.

(en la foto: un anuncio publicitario de la película)

An Evening with Friends of the Environment

Olivia participó en otro especial de variedades de televisión junto a varias personalidades de la música y el cine. Esta vez se trató de An Evening with Friends of the Environment —«Una noche con amigos del medio ambiente»— en 1990, promovido por Mothers and Others for A Livable Planet, —«Madres y otros», la organización fundada por Meryl Streep y otros padres preocupados—, y transmitido por ABC.

Allí la cantante estuvo también junto a (de izquierda a derecha): Bette Midler, Goldie Hawn, Cher, Lily Tomlin y Robin Williams.

Actrices y cantantes interpretaron What a Wonderful World en la velada.

(en el punto 8 del Apéndice puedes conocer un poco más de esta organización educativa nacional sin fines de lucro que trabaja para promover opciones de consumo que sean saludables, seguras y ambientalmente racionales para las familias y las comunidades. Sigue este enlace: https://wordpress.com/post/elabrevaderojm.com/10352)

Newton-John continuó grabando e interpretando música orientada al pop. En 1992 estaba preparada para otro regreso musical con el tercer álbum de grandes éxitos Back to Basics: The Essential Collection 1971-1992, lanzado el 9 de junio de 1992 por Geffen Records. Fue la primera compilación que contuvo tanto sus éxitos country como pop.

(en la foto: la carátula del disco)

El álbum contenía cuatro nuevas canciones: el sencillo principal I Need Love —producido por Giorgio Moroder —,

el sencillo top 20 AC estadounidense Deeper Than a River ,

Not Gonna Be the One,

y una versión del #1 de Brenda Lee en 1960 I Want to Be Wanted.

Arriba, la versión de Brenda Lee. Debajo, la de Olivia.

Se planeó una gira para promocionar este álbum, pero tuvo que ser cancelada cuando Newton-John fue diagnosticada con cáncer de mama.

En 1998, regresó a Nashville, Tennessee, para grabar el álbum Back with a Heart (#59 Pop), que la devolvió al top 10 (#9) en la lista country albums.

Su primer sencillo fue una regrabación de I Honestly Love You producido por David Foster y con Kenneth «Babyface» Edmonds en las voces de fondo que entró en las listas Pop (#67) y AC (#18). La radio country descartó la canción, aunque alcanzó el puesto #16 en la lista Country Sales.

La canción del álbum, Love Is a Gift, le valió a Olivia el Premio Daytime Emmy en 1999  a la Mejor Canción Original después de aparecer en el serial diurno, As the World Turns —o ATWT—, una  telenovela estadounidense que se emitió en CBS durante 54 años desde el 2 de abril de 1956 hasta el 17 de septiembre de 2010, por lo cual tiene el tiempo de ejecución total más largo de cualquier programa de televisión.

Durante octubre y diciembre de 1998, Newton-John, John Farnham y Anthony Warlow actuaron en The Main Event Tour.

Olivia entre Warlow (izquierda en la foto) y Farnham.

El álbum Highlights from The Main Event (la carátula en la foto) alcanzó el puesto #1 en diciembre, fue certificado 4 veces «platino», ganó un ARIA Music Awards Australian Recording Industry Association Music Awards, una serie anual de noches de premios que celebra la industria musical australiana, organizada por la Australian Recording Industry Association (ARIA)— al CD australiano más vendido en los premios de 1999, y también fue nominado al Mejor Álbum CA.


Se acerca el nuevo siglo y todos los vaticinios de desajustes que traería, y hasta barruntos de «fin del mundo».

¿Y para Olivia cómo fue? Es de lo que hablaremos en la próxima entrega.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Olivia Newton-John nos deja. Nosotros quedamos desesperanzadoramente devotos a Sandy (III).

El éxito con Grease

La carrera de Olivia Newton-John se disparó después de protagonizar la adaptación cinematográfica del musical de Broadway Grease en 1978. Le ofrecieron el papel principal de Sandy después de conocer al productor Allan Carr en aquella cena en la casa de Helen Reddy.

(en la foto, con su coprotagonista John Travolta)

Grease, dirigida por Randal Kleiser, fue un éxito masivo en la taquilla en 1978, y sigue siendo uno de los musicales más populares de la historia más de 40 años después. La película también fue elogiada por los críticos.

Kleiser, en el centro, con los protagonistas de su película; y un anuncio publicitario de la misma.

La banda sonora de la película se hizo muy popular y obtuvo una nominación al Oscar. El álbum estuvo 12 semanas no consecutivas en el #1 y para Olivia produjo tres sencillos Top 5:

  • Summer Nights (#5 Pop, #21 AC) con John Travolta y el elenco de la película, certificado «oro» por MC, RIAA y SNEP, y «plata» por BPI. Esta canción proviene de la obra original escrita por Jim Jacobs y Warren Casey, pero las dos primeras de esta lista fueron escritas y compuestas por su productor musical de mucho tiempo, John Farrar, específicamente para esta película.

De izquierda a derecha: carátula del mencionado sencillo; Jacobs; Casey; Farrar.

Newton-John llegó a ser la segunda mujer —después de Linda Ronstadt (en la foto) en 1977— que lograse tener dos sencillos —Hopelessly Devoted to You y Summer Nights—, en el top 5 de Billboard, simultáneamente. Su actuación le valió un Premio de la Elección del Público de E!  —E! People’s Choice Awards— a la Actriz de Cine Favorita, fue nominada para un Globo de Oro como Mejor Actriz en un Musical, e interpretó la canción nominada al Oscar —Hopelessly Devoted to You— en los Premios de la Academia de 1979.

You’re the One That I Want fue clasificado como uno de los sencillos más vendidos de todos los tiempos.

Olivia casi no participa

Al principio, Olivia dijo que NO, lo cual habrá confundido a Carr, ya que ya le había ofrecido el papel. Olivia estaba desilusionada debido a su experiencia en Toomorrow y preocupada por ser demasiado vieja para interpretar a una estudiante de último año de secundaria (12 grado de bachillerato; ella tenía 28 años durante la filmación de Grease).

«No podía interpretar a una estudiante de secundaria a los 28 años», escribió Newton-John en su autobiografía Don’t Stop Believin’ (que no tiene nada que ver con el éxito de Journey -en la foto- de 1981, sino de su propio álbum de estudio homónimo de 1976), y lo mismo le dijo a thelegraph.co.uk en enero de 2017.

El director Randal Kleiser al menos sabía que su primera opción —Olivia— podría cantar, fuese o no capaz de actuar frente al candente John Travolta, que acababa de salir de Saturday Night Fever.

Kleiser recordaba: «Olivia Newton-John fue nuestra primera opción para el papel de Sandy, pero tenía algunas preocupaciones. Había tenido una mala experiencia en una película inglesa y no quería repetirla».

«(A los 28 años) no estaba segura de que se vería como una joven de 17 años y quería asegurarse de que ella y John parecieran contemporáneos. John era un poco más joven (23 años). Pidió que le hicieran una prueba de pantalla para ver cómo se encontraría y sentir cómo sería la química entre ella, John y yo».

En efecto, Newton-John insistió en una prueba de pantalla con su coprotagonista. De todas formas, John Travolta se hizo amigo de ella y la convenció de quedarse.

Al respecto, Olivia plasmó en sus memorias: «John era encantador y realmente quería que yo hiciera (la película). Ese fue uno de los factores decisivos (…) En persona, John irradia pura alegría y amor. Ese día, fui recibida por esos penetrantes ojos azules y la sonrisa más cálida del planeta, y él me saludó con un fuerte abrazo como si ya fuéramos amigos de toda la vida. ¿Cómo podrías decirle que no a John Travolta?»

(en la foto, la portada del libro de la cantante y actriz)

Al final, la prueba funcionó lo suficientemente bien como para convencerla de que podía manejar el papel.

«Ella encarnó al personaje al principio de la película, y todos esperábamos que pudiera lograr la zorra sexy al final», dijo Kleiser. «No podríamos haber estado más emocionados por el resultado final». Ese resultó ser un éxito de taquilla.

Pero hubo que hacer un cambio

En la versión de Broadway de Grease, el personaje principal femenino es Sandy Dumbrowski, una estadounidense.  La película se adaptó al acento australiano de Newton-John y creó a Sandy Olsson, una australiana que vacaciona en los Estados Unidos y luego emigra con su familia.

Las 2 Sandys

Según el artículo que Rachel Syme escribió para newyorker.com en 2022, en sus memorias de 2018, Don’t Stop Believin’, Olivia Newton-John describe su trabajo en la película como «una historia de dos Sandys».

Estaba «Sandy #1», la ingenua de vestiditos rosa que siempre se queda en casa, nunca besa y solo habla, y «Sandy #2», la zorra que se lame los labios en pantalones de spandex muy apretados. «La #2 fumaba, vestía cuero negro y tacones altos, y enroscaba sus piernas alrededor de un adolescente mientras bailaba por los terrenos de la escuela», escribe Olivia. «Sandy #2 era deliciosamente salvaje, y había una gran acumulación de emoción dentro de mí para finalmente darle vida».

Esta dicotomía, escribe Rachel, una chica buena que anhela ser mala, una chica mala descarada que hace todo lo posible por ser buena, resonó a lo largo de la larga carrera de Newton-John como actriz y cantante. Newton-John era vivaz y atractiva como joven cantante pop, una chica Breck, soleada, con cabello en capas de ondas largas, y un timbre brillante y relajante.

Breck Girls se le llamaron a las caras femeninas utilizadas como publicidad por Breck Shampoo, una marca estadounidense de champú.

Sin embargo —opina Syme—, fue una especie de arriesgada estética en sus películas más populares, interpretando no solo la sirena aplastante de cigarrillos de Grease, sino también la musa griega Terpsícore que patina sobre ruedas en la épica disco de 1980 Xanadu, un clásico de culto que ha sido difamado y aclamado tantas veces que más o menos se ha convertido en leyenda.

Fue la dulce intimidad de Newton-John como cantante lo que la preparó perfectamente para interpretar a la ingenua Sandy en la pantalla.

Syme clasifica la actuación de Olivia como uno de los grandes debuts cinematográficos de todos los tiempos. Su mojigatería chirriante y su inocencia lunar mientras llora Hopelessly Devoted to You contrasta tan aguda y tontamente con su personalidad de mujer fatal al final de la película que todo se siente como un comentario irónico y exagerado sobre el poder del vestuario y la fantasía colectiva.

La relación de los protagonistas

En 2019, cuando la pareja estaba filmando una sesión de preguntas y respuestas, Travolta dio un firme «¡sí!» cuando se le preguntó si hubo tensión sexual en el set. Él dijo refiriéndose al dúo altamente cargado que Sandy y Danny interpretaron al final de Grease: «Creo que viste eso en You’re the One That I Want. Casi puede palparse esa tensión allí mismo».

(en el punto 2 del Apéndice podrás ver el video y leer un artículo que se publicó sobre él, donde Olivia y Travolta demuestran la química que había entre ellos durante una entrevista; sigue este enlace: https://wordpress.com/post/elabrevaderojm.com/10352)

En un clip exclusivo proporcionado a Entertainment Tonight (ET) del audiolibro de sus memorias, Don’t Stop Believin’, Newton-John recuerda con cariño su prueba de pantalla para Grease con John Travolta en Paramount Studios (en la foto) en Los Ángeles:

«Cuando entramos juntos a la habitación, fue mágico, y todos lo vieron, lo sabían. No podían negar este tipo de química. Estábamos uno al lado del otro, de cerca y personalmente: Sandy y Danny parados allí en carne y hueso. ¿La mejor parte? Ni siquiera habíamos leído una línea».

En 1983 protagonizaron juntos la comedia romántica Two Of A Kind, y también hicieron una aparición en el video musical de Michael Jackson para Liberian Girl en 1987.

Olivia y John se reunieron de nuevo en 2012 para grabar un álbum navideño llamado This Christmas. La idea surgió cuando Newton-John le envió una tarjeta navideña a Travolta, señalando que las canciones de Grease se habían convertido en el dúo más vendido en la  historia de la música pop.

Izquierda: el disco con canciones navideñas; derecha: John Travolta y Olivia Newton-John fotografiados en Nueva York el 12 de diciembre de 2012.

El álbum, por cierto, también cuenta con los conocidos músicos Kenny G, Barbra Streisand, Chick Corea, Cliff Richard, Tony Bennett, Count Basie Orchestra y James Taylor como invitados especiales en algunas canciones. Todas las pistas del álbum fueron grabadas en una sola toma.

De izquierda a derecha: Kenny G, Streisand, Corea, Richard, Bennett, Count Basie Orchestra, y Taylor.

Tanto Olivia como Travolta acordaron donar las ganancias del álbum por igual a sus respectivas organizaciones benéficas, la Fundación Jett Travolta para menores con discapacidades y el Centro de Cáncer y Bienestar Olivia Newton-John.

I’ll Be Home For Christmas con Barbra Streisand.

Los coprotagonistas de esta película siguieron siendo muy cercanos, incluso después de cuarenta años. Olivia y Travolta estaban celebrando el lanzamiento de Grease en DVD el 24 de septiembre de 2002 en el Paramount Lot en Hollywood, cuando subieron al escenario para cantar You’re The One That I Want ante un público extasiado compuesto por numerosas estrellas y equipo de la película.

Olivia, que había estado en su gira por América del Norte, se subió a un avión y voló a mitad de camino a través de los Estados Unidos para asistir a la fiesta y reunirse con su famoso compañero de reparto.

Asimismo, cuando Olivia Newton-John fue diagnosticada con cáncer de mama, John Travolta estuvo a su lado para apoyarla. Hablando en 2018, Olivia dijo: «Ha sido maravilloso. Me llama y se preocupa. Vino a uno de mis shows, justo antes de que esto sucediera, en realidad, justo antes de mi diagnóstico.

John Travolta habla muy bien de Olivia: «Ella siempre ha sido un ser humano increíble y una inspiración para millones». Y esto lo dijo después del diagnóstico de cáncer de Olivia. «La conozco muy bien. Si todos ponemos nuestras intenciones para que ella supere esto, ella lo sentirá y la apoyará. La amamos y ella nos ama a nosotros».

Olivia Newton-John y John Travolta durante una fiesta por el 40 aniversario de Grease en el Teatro Samuel Goldwyn el 15 de agosto de 2018 en Beverly Hills. la foto extrema derecha muestra el citado teatro.

Olivia, de 71 años, y John, de 65, fueron fotografiados vestidos como sus personajes de Grease en el evento de canto en Meet ‘N’ Grease en el Coral Sky Amphitheatre —hoy iTHINK Financial Amphitheatre— en West Palm Beach, Florida, en 2019. Al compartir una foto en Instagram, Olivia escribió en ese momento: «¡Primera vez disfrazada desde que hicimos la película! ¡¡Qué emocionante!!»

Los pantalones de cuero

La transformación de Sandy al final de Grease, de lo dulce a lo seductor, fue una gran revelación en la película. Olivia Newton-John pasó de usar faldas y calcetines bobby a pantalones de cuero ajustados.

En un momento de la filmación, esos pantalones de cuero crearon un problema, pues la cremallera se rompió.

Olivia le contó sobre ello a Matt Cohen de ET, cuando este se reunió con ella en octubre del 2019 para discutir los más de 500 artículos que había decidido subastar el próximo mes para beneficiar al centro de tratamiento del cáncer que lleva su nombre en Australia.

«Tuvieron que coserme en ellos para poder filmar», reveló Olivia.

En efecto, durante una semana la persona del vestuario tuvo que remediar la rotura mientras Olivia vestía sus pantalones, que estaban terriblemente ajustados.

Olivia conservaba consigo el susodicho pantalón, pero sin darle uso. Junto al artículo en Julien’s Auctions en Beverly Hills, California, Olivia dijo: «La cremallera todavía está rota, pero (el pantalón) es fabuloso. Es simplemente precioso».

Para empeorar la situación, la actriz tuvo que actuar en ellos durante una ola de calor. Ella comentó que, mientras filmaban, experimentaron temperaturas sofocantes en Los Ángeles en ese momento, lo que hizo que filmar la escena fuera un desafío.

«Era bastante cómodo, excepto que hacía un calor increíble», le dijo Newton-John a ET, y luego agregó: «Estaban teniendo una ola de calor, así que obviamente tuve que quitarme esta chaqueta entre tomas porque hacía mucho, mucho calor. Sudé en esta chaqueta».

La chaqueta

La mencionada chaqueta fue la que Olivia vistió en la escena final de la transición de la excesivamente virtuosa Sandy a la «envaselinada» Sandy del carnaval escolar en Grease.

«Así que, obviamente, tuve que quitarme esta chaqueta entre tomas porque hacía mucho, mucho calor», contó la actriz.

La propia chaqueta Pink Lady de Newton-John estuvo en la subasta. Como los fanáticos de la película saben, Sandy nunca fue incluida en la pandilla de chicas de la película, pero cuando terminó la producción, hicieron de Newton-John un miembro honorario y le regalaron su propia chaqueta, que incluso está bordada con el nombre de su personaje.

«Quería ser una “Dama Rosa”, quería ser aceptada por ellas», dijo Newton-John sobre su personaje en la película, «Pero, por supuesto, al final no fui parte de ese grupo. Entonces, el equipo, al final de la filmación, me presentó mi propia chaqueta Pink Lady, para que me sintiera parte de ellas».

Lo cual fue un honor para la estrella, cuyo personaje siempre quiso ser aceptado por aquellas.

El enamorado

Pero ya fuese recatada o de labios rojos, Olivia ciertamente tenía una cualidad magnética en el set, y eso impactó a uno de sus compañeros de reparto.

Se trató de Jeff Conway, quien interpretó el personaje de Kenickie. Dice una fuente que el actor se prendó tanto de Newton-John, que apenas podía hablar cuando ella estaba cerca. Sin embargo, Olivia no compartía los mismos sentimientos, y nunca se dio una relación entre ellos más allá de la colaboración profesional para la película.

No obstante, Conaway sí comenzó una relación de pareja con alguien que le conoció durante el rodaje de Grease: Rona Newton-John, la hermana mayor de Olivia, quien también se hizo actriz.

(en la foto, Jeff y Rona en los años ’80)

La canción que hizo la diferencia

Una vez que terminaron de filmar Grease, el productor de Olivia, John Farrar, notó que faltaba la canción en solitario de Sandy, y el contrato de Olivia establecía que su personaje cantase una canción sola y no había ninguna. Farrar escribió Hopelessly Devoted To You, pero todavía tenía que convencer al director para que la encajara en la película ya terminada.

Al director Randal Kleiser ni le gustó la canción que Farrar escribió ni estaba seguro de poder insertarla en la película. Sin embargo, para cumplir con el contrato de Olivia, Kleiser no tenía otra opción: Escribió otra escena y trajo a algunos de los actores de vuelta para filmarla.

Sorprendentemente, esa canción hizo toda la diferencia porque fue la única nominación al Premio de la Academia para esa película.

De repente, Olivia Newton-John se convirtió en una estrella de cine en toda su extensión.

La demanda

Mientras Olivia trabajaba en Grease, también se suponía que estaba haciendo discos de éxito. Su contrato con Music Corporation of America (MCA) la obligaba a grabar dos LP por año, algo imposible de lograr mientras actuaba en una película. Cuando Olivia no cumplió, MCA exigió extender el contrato a tres años y seis discos más, quizás en un intento por retener a Olivia para sí mismos.

En 1978, ambas partes en esta escaramuza se defendieron. MCA quería 1 millón de dólares y que Olivia nunca trabajara para otra compañía. Ella, por otro lado, quería 10 millones y librarse del contrato. Al final, Olivia tuvo que quedarse con MCA durante los seis años, pero después fue libre de dejarla.

Demanda contra UMG

En junio de 2006, la compañía de Newton-John, ON-J Productions Ltd, presentó una demanda contra Universal Music Group (UMG) por 1 millón de dólares en regalías no pagadas de la banda sonora de Grease. En 2007, se anunció que ella y UMG habían llegado a un «acuerdo condicional».

(en el punto 3 del Apéndice puedes leer más información sobre el éxito obtenido por esta película y su repercusión a lo largo se los años; sigue este enlace: https://wordpress.com/post/elabrevaderojm.com/10352)


¿Qué le trajo el destino a Olivia después de tamaño éxito? Pues de eso hablaremos en la próxima entrega de este mi homenaje a ella.

No te pierdas la continuación. Como siempre, gracias por leer, opinar, darle «me gusta» y compartir.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Olivia Newton-John nos deja. Nosotros quedamos desesperanzadoramente devotos a Sandy (II).

El viaje tras ganar el concurso en Australia, por supuesto, cimentó el viaje al estrellato de Olivia cuando grabó su primer sencillo Till You Say You’ll Be Mine con Decca Records en 1966.

(en la foto, Olivia con 16 años lista para viajar a Inglaterra)

El comienzo en Inglaterra

Al respecto, Olivia Newton-John recordaba: «En 1966, en Decca Records, grabé mi primer sencillo llamado Till You Say You’ll Be Mine (en la foto, la carátula) —con el lado B For Ever—. Conocí a estos jóvenes que eran productores y querían hacer una canción conmigo. Desafortunadamente, la canción sonaba como si hubiera sido editada en el baño de alguien. Una de las críticas decía que debía “seguir con una carrera como azafata de aerolínea”. No fue exactamente una gran producción, ¡pero fue un comienzo!»

La mayoría de las fuentes cita que Olivia se mostró reacia a usar el premio que había ganado, pero al fin viajó casi un año después de que su madre la animara a seguir desarrollando su talento.

Sin embargo, mientras estaba en Gran Bretaña, ni la grabación de este sencillo evitó que la joven deseara regresar a Melbourne, pues extrañaba a su entonces novio, Ian Turpie, con tal magnitud, que en repetidas ocasiones reservó viajes de regreso que su madre cancelaría posteriormente.

Resignada a no poder salir del Reino Unido, Olivia convenció a su mejor amiga para que se le uniera allí.

De hecho, la perspectiva de Newton-John cambió cuando Pat Carroll se mudó al Reino Unido, porque formaron un dúo llamado «Pat and Olivia» y recorrieron clubes nocturnos en Europa haciendo pequeños conciertos. De este trabajo, se menciona un incidente: fueron contratadas para actuar en Raymond Revuebar, en el centro del distrito de Soho en el extremo occidental de Londres, y no supieron que era un club de striptease hasta que los participantes comenzaron a actuar en el escenario muy ligeros de ropa.

Durante este período, ella y Carroll contribuyeron con coros en grabaciones de otros artistas, particularmente en la canción Come In, You’ll Get Pneumonia de The Easybeats.

Al expirar la visa de Carroll, esta tuvo que regresar a Australia, por lo cual Newton-John permaneció en Gran Bretaña para seguir trabajando en solitario hasta 1975.

En una entrevista con la entonces joven de 16 años, Olivia reveló que también tenía fuertes opiniones sobre la música popular de la época. Cuando se le preguntó por sus pensamientos sobre The Beatles (en la foto en 1966), dijo que eran «dulces, pero nada para enloquecer», prometiendo enviar a John, Paul, George y Ringo los saludos de la escuela cuando se reuniera con ellos en el Reino Unido.

Olivia Newton-John interpreta una versión de la canción de The Beatles Here, There And Everywhere en el programa de televisión musical de 1968 Bandstand.

Olivia fue reclutada como protagonista para la película Toomorrow, un musical británico de ciencia ficción de 1970 dirigido por Val Guest, del cual salió también el álbum homónimo de la banda sonora en RCA Records, grabado por Olivia —su primer álbum de lanzamiento importante— y la banda Toomorrow.

De izquierda a derecha: Olivia con Toomorrow, Val Guest, y un anuncio publicitario de la película.

Este disco fue el seguimiento menos exitoso de Donald Kirshner, su productor, a su trabajo con The Monkees. Ese mismo año el grupo hizo dos grabaciones individuales: You’re My Baby Now/Goin’ Back y I Could Never Live Without Your Love/Roll Like a River. Ninguna de las canciones se convirtió en un éxito en las listas y el proyecto fracasó con la disolución del grupo.

You’re My Baby Now/Goin’ Back

En una edición de marzo de 1971 de la revista musical británica, NME, Newton-John comentó: «Nuestra película murió y todo fue un poco desastroso. Pero fue una buena experiencia».

Según onlyolivia.com: «Hoy en día Don Kirshner, se distancia del proyecto, afirmando en Headliners and Legends —en el 2000— que dejó el proyecto antes de que se terminara, ya que podía ver que iba en la dirección equivocada. Se rumorea que no permitirá que la película se vuelva a mostrar durante su vida. Sin embargo, se mostró en el 2000 en un Festival de Cine especial de Los Ángeles y la única copia restante de la película está en manos privadas».

Don Kirshner murió en enero de 2011, y en marzo de 2012 la película fue lanzada en DVD en el Reino Unido por Pickwick.

Continuación en solitario

En realidad, sería como solista que Olivia alcanzaría su verdadero potencial. Lanzó If Not for You como su primer sencillo internacional, después de apariciones en la gira de conciertos de Cliff Richard, el programa de televisión It’s Cliff Richard, y el telefilme The Case que ambos protagonizaron.

Izquierda: Olivia y Cliff Richard en 1971. Derecha: Una escena de The Case.

En el programa televisivo It’s Cliff Richard, cantando Proud Mary con el anfitrión.

(A Cliff Richard se le recuerda por muchos éxitos, pero por esta canción en particular, cuyo video se puso en la Televisión Cubana)

Marcando el comienzo de su período de country pop de la década del ‘70, su grabación fue uno de los muchos ejemplos de artistas de música contemporánea para adultos que han cubierto canciones de All Things Must Pass, el icónico álbum de George Harrison (la versión cantada por Olivia estaba más cerca de la que hizo Harrison sobre la original de Bob Dylan).

De izquierda a derecha: Bob Dylan, el álbum de Harrison, y Dave Thompson.

El historiador de la música Dave Thompson describe la versión de Newton-John como «excelente» y, citando su disposición a reconocer la influencia de Harrison, dice que Dylan «nunca llegó a enfrentarse realmente a lo que sigue siendo una de sus canciones de amor más conmovedoras».

El sencillo disfrutó de un considerable éxito internacional, pues alcanzó el #7 en el Reino Unido y el 25 en el Billboard Hot 100 en los Estados Unidos. También pasó tres semanas en el #1 en la lista Easy Listening de Billboard.

Esta canción fue posteriormente publicada como la principal del álbum debut de Newton-John en 1971, If Not for You, —que en el Reino Unido fue conocido como Olivia Newton-John—, lanzado el 1 de noviembre y certificado «platino» en Australia. Su trabajo logró el #158 en la lista Pop estadounidense.

En él estuvo incluida Banks of the Ohio, que como sencillo alcanzó el # 94 en la lista Pop, el 34 en la categoría Adulto Contemporáneo (AC), y fue disco de oro en Australia. Según una fuente, también fue un éxito top 10 en el Reino Unido y Australia.

Olivia en 1971 y su disco de ese año.

En 1972 se lanzó el segundo álbum de Newton-John en el Reino Unido con el título Olivia, pero nunca fue publicado formalmente en los Estados Unidos, donde su carrera fracasó después de If Not for You. Los sencillos de este disco What Is Life de George Harrison— y Take Me Home, Country Roads de John Denver —#34 AC y #119 Pop, respectivamente— tuvieron un impacto mínimo en el Hot 100 estadounidense.

El álbum de Olivia de 1972 y John Denver.

What is Life

La fortuna de la cantante cambió con el lanzamiento de Let Me Be There en 1973. La canción alcanzó el top 10 estadounidense al lograr el #6 en la lista de Pop, #7 en Country, y #3 en AC. Esto le valió un Grammy a la «Mejor Mujer Country» y un Premio de la Academia de Música CountryAcademy of Country Music Awards o ACM Awards—a la «Vocalista Femenina Más Prometedora».

Además, Music Canada (MC) la certificó «platino» y la Asociación de la Industria Discográfica de Estados UnidosRecording Industry Association of America o RIAA— le dio «oro».

Su segundo álbum estadounidense, lanzado en noviembre de 1973 y también titulado Let Me Be There (en la foto), fue en realidad su tercero en Gran Bretaña, donde el LP fue conocido como Music Makes My Day.

El disco también se llamó Let Me Be There en Australia; sin embargo, las versiones de Estados Unidos y Canadá presentaban una lista de canciones alternativas que mezclaba nuevos cortes con selecciones de Olivia y también reciclaba seis canciones de If Not for You, que se estaba agotando.

Olivia Newton-John fue votada como «Mejor Vocalista Femenina Británica» dos años seguidos por la revista Record Mirror, un periódico semanal británico de música entre 1954 y 1991 para fanáticos del pop y coleccionistas de discos.

EUROVISIÓN

Según una fuente, más que el éxito de su álbum en solitario de 1971, lo que lanzó al estrellato a Newton-John fue participar en una competencia de canto.

En 1974, ella representó al Reino Unido en el Festival de la Canción de Eurovisión celebrado en Brighton, con Long Live Love, la cual fue elegida para la cantante por el público británico entre seis posibles candidatas: Have Love, Will Travel, Lovin’ You Ain’t Easy, Long Live Love, Someday, Angel Eyes y Hands Across the Sea, que fueron grabadas por Newton-John e incluidas en su álbum Long Live Love, su primero para el sello EMI Records.

Newton-John admitió más tarde que no le gustaba la canción. En declaraciones al Daily Telegraph en 2015, dijo que la experiencia fue «aterradora» y «terrible» porque no era fanática de esa canción, y añadió que «la audiencia votó por la que era mi menos favorita».

Olivia terminó cuarta en el concurso, que fue ganado por ABBA con Waterloo.

Publicidad y participación de ABBA en Eurovisión.

(en el punto 1 del Apéndice podrás encontrar videos y un artículo sobre una sesión de improvisación que hicieron Olivia, ABBA, y Andy Gibb; sigue este enlace para no conocer sobre este histórico encuentro: https://wordpress.com/post/elabrevaderojm.com/10352)

El álbum Long Live Love, por cierto, grabado parcialmente en Abbey Road Studios, fue lanzado en los Estados Unidos y Canadá como If You Love Me, Let Me Know. Todas las canciones propuestas para Eurovisión se sustituyeron por melodías diferentes, destinadas a capitalizar el éxito de Let Me Be There.

La edición estadounidense no solo utilizó selecciones de Long Live Love, sino también de Olivia y Music Makes My Day —como se le tituló a Let Me be There en el reino Undo—, y únicamente el título era nuevo.  

If You Love Me, Let Me Know, la canción principal del disco fue su primer sencillo y alcanzó el #5 Pop, el #2 Country —su mejor posición en este género hasta la fecha—, y el #2 AC. RIAA lo calificó «oro».

Según opina una fuente, fue el sencillo I Honestly Love You lo que le dio a Olivia prestigio internacional. La canción, una balada suave y melosa, se consideraba música country en ese momento, y ella ya había ganado un Grammy en la categoría de mejor vocal country el año anterior. La canción, escrita y compuesta por Jeff Barry y Peter Allen, se convirtió en la canción insignia de Newton-John.

De izquierda a derecha: el sencillo en cuestión, Jeff, y Peter.

Se convirtió en su primer #1 Pop —permaneciendo allí durante dos semanas—, segundo #1 de AC —por tres semanas—, y tercer top 10 Country —alcanzó el #6—, lo cual le valió dos Grammys más por Grabación del Año y Mejor Interpretación Vocal Pop Femenina. El sencillo fue catalogado como «oro» por RIAA.

El éxito de ambos sencillos ayudó al álbum a alcanzar el #1 en las listas de álbumes Pop durante una semana y Country por ocho. George Hamilton IV (en la foto) le entregó el Premio de la Asociación Británica de Música Country —BCMA por British Country Music Association Award— como la «Vocalista Femenina del Año» en Londres.

EE.UU., música country y controversia

A finales de la década del ‘70 y principios de la del ‘80, Olivia Newton-John cimentó su reputación como la vocalista femenina más importante de Estados Unidos, ganando varios discos de oro y premios Grammy.

Alentada por la cantante australiana expatriada Helen Reddy (en la foto), Olivia dejó el Reino Unido y se mudó a los Estados Unidos en 1975 a la edad de 27 años, donde encabezó las listas de álbumes Pop —por una semana— y Country —por seis semanas— con su siguiente álbum: Have You Never Been Mellow.

Durante 45 años, Olivia mantuvo el Récord Mundial Guinness por el tiempo más corto logrado por una cantante —154 días— entre 2 nuevos álbumes #1 —entre If You Love Me, Let Me Know y Have You Never Been Mellow (en la foto, la carátula)— en las listas de álbumes Billboard 200 estadounidenses…

…hasta que Taylor Swift lo hizo en 2020 con 140 días entre Folklore y Evermore.

Taylor Swift y los discos que le valieron el nuevo récord.

El álbum generó dos sencillos: la canción homónima escrita y producida por John Clifford Farrar —#1 Pop, #3 Country, y #1 AC—, y Please Mr. Please, #3 Pop, #5 Country, y #1 AC. Ambos sencillos fueron certificados «oro» por RIAA.

Ese mismo año, ella proporcionó una voz prominente, pero no acreditada, en el sencillo Fly Away de John Denver, que fue sucedido por su propio sencillo, Let It Shine/He Ain’t Heavy, He’s My Brother —ambas canciones son versiones: la primera de la original de Linda Hargrove, y la segunda del éxito internacional de The Hollies— en el #1 de AC. Las dos, también, fueron parte del sexto álbum de la cantante Clearly Love.

De izquierda a derecha: Denver y su sencillo en la primera columna; sencillo y álbum de Olivia mencionados arriba; The Hollies; Hargrove.

Fly Away regresaría como #1 tras el reinado de dos semanas de Let It Shine.

El séptimo álbum de estudio de Olivia fue Come On Over (en la foto, la carátula), lanzado el 29 de febrero de 1976, el cual alcanzó el #2 en la lista Top Country Albums y el #13 en el Billboard 200 estadounidenses.

El primer sencillo del álbum, con igual título, fue la canción originalmente incluida en el álbum Main Course de 1975 de los Bee Gees. Fue un éxito pop moderado, que alcanzó el número 23 en el Billboard Hot 100 de Estados Unidos, pero lo hizo mucho mejor en las listas country (#5) y AC (#7).

El disco también incluyó versiones de:

  • Who Are You Now? de la película de 1973 Hurry Up, or I’ll Be 30
  • Blue Eyes Crying in the Rain de Willie Nelson
  • Smile For Me de Lynn Anderson

Olivia no encajaba fácilmente en una sola categoría. Para algunos, era una artista pop, y para otros cantaba canciones contemporáneas para adultos. Su amor por la música country dio lugar a baladas de soft-rock que cruzaron a las estaciones de radio country y occidentales.

Este éxito provocó un debate entre los puristas de este estilo musical en los Estados Unidos, quienes se opusieron a que un extranjero que cantaba música pop con sabor a country fuera clasificado entre artistas nativos de Nashville (Tennessee).

En 1977, John Sargent Rockwell (en la foto) —un crítico de música y danza, y administrador de artes estadounidense—escribió en The Times que su «fina voz» provocó «molestia en dos campos», pues no ganó el favor de los críticos ni del rock ni del country. Olivia era criticada regularmente en la prensa por carecer de un timbre sureño o raíces estadounidenses profundamente arraigadas.

Además de su Grammy por Let Me Be There, Newton-John recibió el Premio a la Vocalista Femenina del Año por parte de la Asociación de Música Country —la CMA por Country Music Association— en 1974, derrotando a las nominadas más establecidas como Loretta Lynn, Dolly Parton y Tanya Tucker, así como a la artista canadiense Anne Murray.

De izquierda a derecha: Lynn, Parton, Tucker y Murray.

Los artistas country George Glenn Jones y Tammy Wynette (en la foto) lideraron un grupo de protesta de corta duración llamado Asociación de Artistas de Country —la ACE por Association of Country Entertainers— para abogar por una definición más estrecha del género.

Aun así, Olivia prevaleció, pues fue finalmente apoyada por la comunidad de la música country. Ella nunca contraatacó en la prensa, y sostuvo que, simplemente, estaba haciendo la música que amaba, junto con su productor y colaborador de toda la vida John Farrar (en la foto).

Stella Parton, la hermana de Dolly, grabó Ode to Olivia. En agradecimiento, Newton-John grabó su álbum de 1976, Don’t Stop Believin’, en Nashville.

Más tarde, Olivia dijo que Farrar la ayudó a encontrar su delicado tono de canto. «Me dijo que solía escuchar música en su radio de cristal y que era muy íntimo. “Imagina estarle cantando a esa persona joven —yo de niño—, que te está escuchando en su set de cristal”, me dijo».

Sin embargo, su carrera pop se enfrió con el lanzamiento de Clearly Love. Su racha de cinco sencillos consecutivos en el top 10 de oro en el Billboard Hot 100 terminó cuando el primer sencillo de este álbum, Something Better to Do (en la foto, la carátula), se detuvo en el #13 (que hizo el #19 Country y #1 AC).

Aunque sus álbumes aún alcanzaron el estatus de oro, no regresó al top 10 en las listas del Hot 100 o Billboard 200 nuevamente hasta 1978.

En noviembre de 1976, Olivia tuvo su primer especial de televisión estadounidense, A Special Olivia Newton-John.

En 1977, el sencillo Sam, un vals de  tempo medio de Don’t Stop Believin’, la devolvió al puesto #1 en AC, al #40 Country, #20 Pop, su posición más alta en las listas desde Something Better to Do.

A mediados de 1977, su éxito en los acostumbrados géneros musicales sufrió un golpe. Su álbum Making a Good Thing Better, que llegó al #34 Pop y al #13 Country, no fue certificado «oro», y su único sencillo, la canción homónima —#87 Pop y #20 AC—, no alcanzó el Top 10 de AC ni la lista Country.

Sin embargo, más tarde ese año, Olivia Newton-John’s Greatest Hits —#13 en Pop, y #7 en Country— se convirtió en su primer álbum de platino.

Demanda contra MCA Records

En abril de 1975, Newton-John y MCA firmaron un contrato inicial de dos años y cuatro álbumes en el que se esperaba que ella entregara dos LP al año para la compañía discográfica. MCA también tuvo la opción de extender el contrato por seis registros y tres años más; y si el artista no entregaba a tiempo, supuestamente se le permitía a MCA aumentar el plazo del compromiso para dar cuenta de la tardanza.

Según su nuevo acuerdo con esta compañía, los primeros tres álbumes de Olivia, comenzando con Clearly Love, salieron a tiempo. Sin embargo, su cuarto, Making a Good Thing Better, llegó tarde. Este retraso ocurrió casi al mismo tiempo en que ella estaba trabajando en otro gran proyecto para RSO Records, y el aplazamiento posiblemente le dio a MCA, que parecía querer mantener su control sobre la artista, el derecho de ejercer su opción, extender su contrato y evitar que firmara con otra empresa. Newton-John tampoco entregó un álbum «recién elegido».

El 31 de mayo de 1978, Newton-John y MCA presentaron acciones por incumplimiento de contrato contra el otro. La cantante demandó por 10 millones de dólares y afirmó que el hecho de que MCA no promoviera y anunciara adecuadamente su producto la liberó de su acuerdo. La contrademanda del sello discográfico solicitó 1 millón en daños y una orden judicial contra la cantante que trabajaba ya con otra firma de música.

En última instancia, a Newton-John se le prohibió ofrecer sus servicios de grabación a otro sello hasta que el pacto de cinco años hubiera seguido su curso, pero el pacto original no se prorrogó automáticamente, a pesar de que Olivia no había suministrado debidamente la suma total de vinilos indicada en el contrato.

Como resultado de la demanda, las compañías discográficas cambiaron sus contratos para que se basaran en un número determinado de álbumes grabados por un músico y no en un número específico de años.


A finales de la década de 1970, Helen Reddy invitó a Olivia a cenar. En la casa de Reddy, Olivia conoció al productor Allan Carr (en la foto), quien estaba buscando una actriz para un nuevo proyecto cinematográfico que requería cantar. Carr estaba tan enamorado de la cantante que quería contratarla en el acto. Él mismo le dijo luego el título de la película.

Eso viene en el próximo capítulo de este homenaje.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Apéndice a «Olivia Newton-John nos deja. Nosotros quedamos desesperanzadoramente devotos a Sandy».

(esta información está conectada al artículo principal en el siguiente enlace: https://wordpress.com/post/elabrevaderojm.com/10263)

1. La sesión informal de improvisación de Olivia, ABBA y Andy Gibb:

Les comparto la traducción del artículo sobre esta descarga informal o jam session como apareció en smoothradio.com en octubre de 2020, con algunos pequeños cambios en la redacción y más fotos.

El programa fue un especial de Olivia Newton-John que se emitió el 17 de mayo de 1978. En ese momento, Olivia tenía 29 años y su amigo cercano Andy Gibb solo 19.

El programa fue grabado durante el «Mes ABBA» en los Estados Unidos, y el supergrupo pop fue al programa como invitados especiales. Juntos interpretaron un popurrí de éxitos de ABBA, incluyendo Dancing Queen y Fernando.

Pero fue la sesión de improvisación informal que siguió, fue el momento musical realmente especial.

Mientras los talentosos músicos se reían y bromeaban al tiempo que cantaban sin esfuerzo canciones de Elvis Presley y The Beach Boys, la audiencia observaba en silencio con asombro.

Elvis y The Beach Boys.

Entre momentos de narración y conversación, el grupo entra y sale de la música con facilidad.

Juntas, sus armonías en Help Me, Rhonda de los Beach Boys son impecables, ya que Olivia toca la batería, Benny Andersson el piano, Björn Ulvaeus y Andy rasguean las guitarras, mientras Anni-Frid Lyngstad sacude una pandereta.

Inmediatamente después, el grupo se enfrenta a otro éxito de esta banda de rock.

«Conozco una que podrías comenzar con tu voz»,  le dice Olivia a Benny, mientras imita el comienzo de Barbara Ann.

Benny sonríe al grupo de músicos antes de cantar las primeras líneas. Momentos después, todos se unen para una versión animada, riéndose y burlándose el uno del otro mientras intentan alcanzar las notas altas.

Olivia le pregunta a Andy: «¿Cómo es que tú estás haciendo la parte alta y yo estoy haciendo la parte baja?»

Sus interpretaciones de éxitos pop se detienen brevemente para una actuación operística de Anni-Frid, quien muestra su impresionante rango vocal.

«¿Tienes hermanas o hermanos musicales, Andy?», le pregunta Björn a Gibb, mientras el grupo y la audiencia estallan en risas.

«Bueno, tengo una hermana», responde Andy. «No, tengo dos hermanas y tres hermanos».

«Oh sí, ¿qué están haciendo?», bromea alguien fuera de cámara.

«Mis hermanos han formado este grupo, han comenzado… No sé, tienen este álbum que están tratando de hacer… Fiebre algo —Saturday Night Fever—», responde, mientras finge actuar tímidamente.

Olivia sigue el juego, bromeando: «¿No es eso de Fever? Oh, eso nunca despegará».

«Sigo diciéndoles que nadie lo escuchará», responde Andy.

(en la foto, Olivia y Andy bromean)

Olivia continúa preguntándole a Andy sobre sus primeros recuerdos de la música de crecer en un hogar musical.

«No creo que me haya involucrado tanto con eso hasta que tenía unos diez u 11 años», revela el menor de los Gibb. «Mis hermanos eran como una especie de generación que iba delante, así que quiero decir que nunca nos mezclamos realmente».

Andy continúa charlando sobre sus hermanos, y agrega: «Su música siempre ha sido, como saben, la música en la que me he inspirado».

Después de que Andy termina de hablar, el grupo se relaja en una canción temprana de los Bee Gees e interpreta su éxito de 1967 Holiday, con Andy asumiendo la voz principal.

La sesión de improvisación del grupo llega a su fin con Jailhouse Rock de Elvis.

«Realmente los voy a extrañar cuando regresen», le dice Olivia a ABBA. «Lo he pasado muy bien».

Dedica su último solo de la noche al grupo y canta una hermosa interpretación de What’ll I Do, compuesta por Irving Berlin, mientras las luces se atenúan y todos miran…

2. Una entrevista a pura risotada:

Olivia Newton-John y John Travolta estaban siendo entrevistados en 1983, cinco años después de la película Grease, cuando comenzaron a reírse sin parar de las terribles habilidades matemáticas del otro.

John Travolta falla en calcular la edad de los niños que aún no habían nacido cuando Grease fue proyectada, y Olivia Newton-John inmediatamente comienza a hablar sobre sus habilidades matemáticas.

La entrevista desciende al caos ya que la pareja no puede dejar de reírse y hacer bromas a expensas del otro, y John Travolta se llama a sí mismo el «actor más tonto que jamás haya vivido».

Travolta cuestiona su propia inteligencia al referirse a su licencia de piloto: «Y vuelo un avión a reacción»; Olivia interviene y dice que «ella va con él» mientras los dos continúan desternillados de la risa.

«Bueno, entonces eres realmente estúpida», comenta John, mientras los dos intentan continuar la entrevista, pero ahora se ríen tanto que el estómago comienza a dolerle a Olivia.

Olivia hace un gesto a Travolta y le dice a la cámara: «Este es un día típico». Y allí el video llega a su fin.

El video salió después de que las dos estrellas revelaran lo que sucedió detrás de escena mientras filmaban la película en 1977 y abordaran los rumores de romance.

Olivia tenía 28 años y John tenía 23 cuando filmaron esta película.

Olivia Newton-John en el video para internet Mamma Mia No Filter en 2018: «Ambos estábamos con otras personas cuando filmábamos y creo, respetuosamente, que simplemente no sucedió. Creo que fue bueno, porque mantuvo la tensión allí y la química. Podría haber sido un verdadero desastre si hubiéramos decidido salir o hubiéramos tenido una pelea o algo así. Así que creo que fue igual de bueno que no sucediera. Pero seguimos siendo grandes amigos».

Desde entonces, el propio John Travolta ha hablado sobre la química de la vida real que tuvo con Olivia Newton-John.

3. El rotundo éxito de Grease:

Grease se estrenó originalmente en los Estados Unidos el 16 de junio de 1978, y fue un éxito de taquilla inmediato. En su fin de semana de estreno, la película recaudó 8,941,717 dólares en 862 cines en los Estados Unidos y Canadá, ubicándose en el #2 —detrás de Jaws 2 (Tiburón 2)— en la taquilla para un fin de semana y con los récords de fin de semana de estreno de todos los tiempos.

A pesar de perder el fin de semana de estreno programado, encabezó la taquilla del siguiente con un recaudo bruto de 7,867,000 dólares y estableció un récord bruto en sus primeros 19 días, con 40,272,000 dólares. Después de 66 días, había recaudado 100 millones de dólares para convertirse en la segunda película más taquillera de Paramount Pictures, detrás de The Godfather (El Padrino), y terminó su carrera inicial con una recaudación de 132,472,560 dólares, que la convirtió en la película más taquillera en 1978.

En los Estados Unidos y en todo el mundo, se convirtió en el musical más taquillero de la historia en ese momento, eclipsando el récord de 13 años en poder de The Sound of Music —(en España, «Sonrisas y lágrimas»; en Hispanoamérica, «La novicia rebelde»), con una recaudación mundial de 341 millones de dólares.

En el Reino Unido, abrió con un récord de 2,2 millones de dólares en sus primeros ocho días, convirtiéndose en la película más taquillera en ese país, con una recaudación bruta de 14,7 millones de libras esterlinas.

Siguió siendo el musical de acción en vivo más taquillero hasta 2012, cuando fue superado por Les Misérables, y se mantuvo como el campeón de Estados Unidos hasta 2017, cuando fue superado por La Bella y la Bestia. Descontando la inflación, Grease es ahora el séptimo musical de acción en vivo más taquillero del mundo.

La banda sonora de Grease sigue siendo uno de los álbumes de música grabada más vendidos del mundo.

Newton-John explicó: «Creo que las canciones son atemporales. Son divertidas y tienen una gran energía. La música de los años 50 siempre ha sido popular, y es nostálgica para mi generación, y luego los niños pequeños la están redescubriendo cada 10 años más o menos, parece. Para la gente que compraba el álbum era una forma de recordar esas ganas de ver la película y los sentimientos de ese período de tiempo. Me siento muy agradecida por ser parte de esta película que todavía aman tanto».

La peli al pasar los años

La popularidad de la película ha perdurado a través de los años.

En 1998, fue relanzada para conmemorar su 20 aniversario y llegó a ser la segunda película más taquillera detrás de Titanic en su fin de semana de estreno. Luego se reestrenó en abril de 2018 en más de 700 cines estadounidenses solo durante dos días.

Según el artículo escrito por Arthur Kennedy en agosto de 2022 para michigansportszone.com, Newton-John le comentó a Forbes que todavía estaba asombrada por la continua popularidad de Grease. Ella dijo que algunos abuelos habían visto la película cuando salió por primera vez y desde entonces se la habían mostrado a su descendencia y hasta a los nietos. Olivia dijo:

«Incluso ahora, los niños de cinco años vienen a mí y me dicen cuánto disfrutan de la película. Curiosamente, parece que cada ocho o diez años, una nueva generación emerge y continúa esa tendencia. No sé si estos niños la ven en la televisión o si sus padres lo hacen. Podría escribir rápidamente un libro con todas las historias que escucho sobre personas que describen sus reacciones al verla y lo que significó para ellos. Eso nunca envejece. Es excelente, y estoy agradecida más allá de las palabras por la experiencia».

Pero en los últimos años algunas personas la han criticado al afirmar que la historia de la película es sexista.

Grease concluye con Sandy transformándose de una chica inocente vestida de manera sencilla a una chica mala vestida de cuero, antes de dirigirse a la puesta de sol con su novio «envaselinado» Danny. Sin embargo, Danny también cambia su imagen y modales para hacer que su relación funcione antes de ver la transformación total de Sandy.

Si bien el nuevo aspecto de Sandy es un momento cinematográfico icónico, ha sido acusado de misoginia en algunos sectores, así como una escena que implica que necesitó cambiar su imagen y personalidad para ser atractiva para los demás.

En respuesta a The Guardian, Olivia aseveró: «Es una película. Es una historia de los años cincuenta donde las cosas eran diferentes. Todos olvidan que, al final, él también cambia por ella. No hay nada profundo en ello para el movimiento #MeToo».

Y continuó: «Es solo una chica que ama a un chico, y ella piensa que, si hace eso, a él le gustará. Y él piensa que, si hace eso, a ella le gustará. Creo que eso es bastante real. La gente hace cosas el uno por el otro. Fue una divertida historia de amor».

4. Participación en The Music for UNICEF Concert:

El 9 de enero de 1979 se celebró The Music for UNICEF Concert: A Gift of Song, un concierto con el fin de recaudar fondos para los programas mundiales contra el hambre y marcar el comienzo del Año Internacional del Niño de 1979.

(en la foto, la carátula del disco)

El concierto fue una creación de los Bee Gees y David Frost y se llevó a cabo en la Asamblea General de las Naciones Unidas en la ciudad de Nueva York, en la que los artistas donaron regalías de la canción que interpretaron a UNICEF.

Varias de las estrellas más grandes del pop y la música disco de la época fueron convocadas por los hermanos Gibb para este concierto único, donde cada uno interpretó una de sus exitosas canciones:

Bee Gees,

Rod Stewart

ABBA

Earth, Wind & Fire,

John Denver, Rita Coolidge, Kris Kristofferson,

Denver, Coolidge y Kristofferson, de izquierda a derecha.

Donna Summer

Los primeros 6 minutos de este video corresponden a la actuación de Donna Summer; hay un fragmento junto a Rita Coolidge.

Andy Gibb y Olivia Newton-John. Asimismo, hubo apariciones especiales de Henry Fonda, David Frost y Henry «The Fonz» Winkler.

En el minuto 3 de este video comienza la intervención de Henry Fonda.

El increíble espectáculo culminó con la interpretación de Put A Little Bit Of Love In Your Heart de Jackie DeShannon (en la foto) por todos los cantantes, y fue grabado y televisado al día siguiente en NBC y en todo el mundo.

Los Bee Gees decidieron dar todas las regalías editoriales del sencillo a UNICEF y, a partir de 2003, Too Much Heaven había ganado la asombrosa cantidad de más de siete millones de dólares para la organización benéfica.

Filmado cuando Andy Gibb tenía solo 21 años, el evento de 1979 se produjo nueve años antes de que los Bee Gees anunciaran oficialmente que se uniría a ellos como el cuarto miembro de la banda, pocos meses antes de su prematura muerte en 1988.

Olivia Newton-John y Andy Gibb eran iconos de la escena musical de finales de los ’70, por lo que era natural que las dos superestrellas colaboraran en un dúo. Ese día, se sentaron enfrente el uno del otro y dieron una interpretación increíblemente sentida de la delicada canción de los Bee Gees Rest Your Love On Me.

5. Un dúo de grandes

Según un artículo publicado en smoothradio.com, Olivia Newton-John y Elton John dieron una impresionante interpretación de Candle In The Wind en el programa de televisión Hollywood Nights en 1980.

Este especial televisivo fue emitido en Estados Unidos por ABC, justo antes de los Oscar de 1980, en horario estelar y en el apogeo del éxito de Olivia, un delicado paréntesis después de Totally Hot y Grease, con Physical aún por venir y Xanadu a punto de ser probada en el cine.

Esta era la noche de las estrellas, y la lista de invitados de Olivia reflejaba el cuadro de honor de los grandes y lo bueno de su género musical en ese momento.

El espectáculo era un juego a través de una variedad de bocetos, incluyendo un bar australiano con Olivia y su amiga Chantal Contouri (en la foto) como camareras sin sentido y masticando chicle.

Elton John era uno de los invitados al programa. Olivia le invitó a subir al escenario e interpretar una versión especial de su éxito de 1973. El dúo muestra la extraordinaria voz de Olivia para cantar y su capacidad para asumir una variedad de estilos musicales.

Este especial también reunió a una variedad de las estrellas más grandes y mejores de la época: Karen Carpenter, Andy Gibb, Gene Kelly, Cliff Richard, Tina Turner, Toni Tennille y Francine Edna «Peaches» Hurd Barker, e incluyó versiones de éxitos de Buddy Holly, Eagles y clásicos de Grease.

Izquierda: Oni Tennille —conocida del dúo The Captain & Tennille —, Olivia y Tina Turner; centro: Buddy Holly; derecha: la banda de rock Eagles.

La colaboración de Olivia en la noche con Andy Gibb (ese momento en la foto) se produjo justo un año después de que la pareja diera un dúo cargado de química del éxito de los Bee Gees Rest Your Love On Me.

(de esto se habla en el punto 4 de este mismo Apéndice; ahí puedes escuchar este dúo ocasional)

Elton y Olivia cultivaron una gran amistad en los 42 años que siguieron a la primera vez que cantaran juntos.

Esta foto en Melbourne en 2020 fue compartida x Olivia en Instagram.

Elton apoyó a la estrella australiana durante su batalla contra el cáncer de mama, y en 2014 le dedicó una canción a la cantante en su show de Melbourne mientras hacía la gira Farewell Yellow Brick Road.

Elton le dijo a Olivia, quien estaba en la audiencia: «Te respeto y te amo mucho. Fue genial verte antes del show, luciendo tan bien como lo haces. Bendita seas para siempre». Y a esto le siguió una hermosa interpretación de Don’t Let The Sun Go Down On Me.

6. Participación de Olivia en la AFL:

Por un artículo aparecido en agosto del 2014 en newtonjohn.blogspot.com, nos enteramos de que, veintiocho años después que Olivia cantara por última vez Advance Australia Fair en la Gran Final de la Australian Football League (AFL) —Liga de fútbol australiano— en 1986 entre Hawthorn Football Club y Carlton Football Club, lo repitió en similar evento en 2014.

Ella le dijo a AFL.com.au: «Fue mi cumpleaños la última vez que lo hice, y mi hija era solo una niña, así que ha pasado un tiempo. Me siento muy honrada de que me pidan que lo haga de nuevo; deberá ser divertido. Es un evento tan grande, es uno de los eventos deportivos más grandes del año en Australia. Es un poco estresante porque quieres hacerlo bien, pero es emocionante, hay mucha energía de la multitud. Aunque los fanáticos están muy enfocados en el juego, por lo que probablemente estén pensando: “¡Bájate y que comience el juego!”».

En junio de ese año, la Liga se acercó a Newton-John para pedirle que fuese ella quien actuara en el Melbourne Cricket Ground (en la foto) el último sábado de septiembre, y la cantante aceptó.

Olivia fue devota de Carlton desde que de niña viviera en la Universidad de Melbourne, y admitió haber estado preocupada por «los azules» —Carlton— durante esa temporada. Pero sus raíces en Melbourne le movían a desear que un equipo victoriano ganase la bandera ese año.

Coincidencia o no, los Hawks ganaron ambas finales.

7. Otro dúo de altos quilates:

No todos los días se cuenta con dos de las mejores cantantes femeninas del mundo en el mismo escenario, pero eso fue lo que sucedió cuando Mariah Carey y Olivia Newton-John hicieron dúo en Australia en 1998.

Mariah Carey estaba en la etapa de Melbourne de su gira Butterfly World Tour en 1998, cantando en el Rod Laver Arena (en la foto) en la noche del 13 de febrero, cuando comenzó a interpretar Hopelessly Devoted To You.

Pero lo que los fanáticos no sabían era que la intérprete original de la canción, Olivia Newton-John, estaba esperando entre bastidores, lista para entrar al escenario y hacer un impresionante dúo con Mariah sobre el famoso éxito.

Mariah había expresado durante una actuación que había ganado una competencia de talentos por cantar esa canción. De hecho, ella la ha interpretado en varias ocasiones, como la del evento 100th Birthday Blast de Z100 en el Radio City Music Hall (en la foto) de la ciudad de Nueva York el 31 de mayo de 1998.

Al terminar la canción, los dos íconos unieron y mantuvieron sus manos alzadas en el aire para el deleite de la de la audiencia australiana, que aprobó el gesto con gritos de alegría.

La actuación en Melbourne se presentó como parte del lanzamiento del video de abril de 1999 Around The World.

8. En defensa de la salud:

Muchos famosos y adinerados realizan actos loables en defensa de una causa justa o militan en una organización que aboga o trabaja por beneficiar a una causa justa. Meryl Streep es una de esas personas, y la información sobre su gestión la obtuve de simplystreep.com, un sitio dedicado a la actriz.

Durante varios años, el grupo ambientalista Mothers & Others —«Madres y otros»— ha estado proporcionando a los consumidores información valiosa sobre los productos químicos peligrosos que se han vuelto omnipresentes en nuestra sociedad de consumo.

En quizás la pelea más famosa de esta organización, con la Streep como portavoz, lideró una campaña a fines de la década del ‘80 contra el uso del químico daminozida. Este presunto carcinógeno, también conocido como Alar, se roció sobre las manzanas para que maduraran simultáneamente.

El grupo también creó campañas regionales de compradores, lanzó la etiqueta ecológica CORE Values y dirigió campañas contra la ingeniería genética y el algodón orgánico.

(en la foto: ejemplo de etiquetas ecológicas)

En 1989, después de leer un informe del Natural Resources Defense Council —o NRDC, Consejo de Defensa de los Recursos Naturales— sobre pesticidas en frutas y verduras, Meryl Streep fundó Mothers and Others. Ella y algunos vecinos reclutados comenzaron a repartir volantes informativos en el vecindario y a plagar las tiendas de comestibles locales exigiéndoles que hicieran su parte para mantener a los niños seguros.

El NRDC es un grupo internacional de interés de defensa ambiental sin fines de lucro tipo 501(c)(3) con sede en la ciudad de Nueva York y oficinas en Washington DC., San Francisco, Los Ángeles, Chicago, Bozeman y Beijing. Fundado en 1970, a partir de 2019, el NRDC tenía más de tres millones de miembros, con actividades en línea en todo el país, y un personal de aproximadamente 700 abogados, científicos y otros expertos en políticas.

Meryl: «Lo que me impulsó a comenzar la organización fue que me había dado cuenta de este informe que el Consejo de Defensa de los Recursos Naturales había encargado una amplia gama de pesticidas que estaban en frutas y verduras, y el hecho de que era particularmente peligroso para los niños porque consumen más por su peso corporal, y también que sus sistemas eran más vulnerables como sistemas en desarrollo, al igual que las mujeres embarazadas, obviamente. Entonces, tenía niños muy pequeños que estaban incorporando jugo de manzana, entre otras cosas, y había una sustancia en particular que estaba en las manzanas llamada Alar, que era algo que no se podía lavar de la fruta. No era un pesticida, era algo que evitaba que las manzanas se cayeran temprano. Y la gente decía que no se podían cultivar manzanas sin ella, que la industria colapsaría en el estado de Washington sin ella, que era imposible; si hacíamos esto, habría tales destrozos económicos y eso tenía que medirse contra estos problemas de salud humana».

El 7 de marzo de 1989, Meryl Streep celebró una nueva conferencia en Washington para anunciar la formación de Mothers and Others for Pesticide Limits —«Madres y otros para los Límites de Pesticidas»— de NRDC.

El anuncio fue recibido por un gran interés de los medios: 60 Minutes publicó una historia exclusiva sobre el informe de NRDC. Meryl asistió a los programas televisivos Today, The Philip Donahue Show (en la foto) y Entertainment Tonight, acompañada de largos informes en las revistas People y Woman’s Day, en el diario USA Today, y otros. Newsweek y Time hicieron historias adicionales, en ambas portadas la misma semana, sobre la seguridad del sistema alimentario, con más cobertura del informe de NRDC.

Meryl: «Los humanos son muy egoístas; me interesé en todas estas cosas cuando estaba alimentando conscientemente a un bebé y tenía la sensación de que todo lo que haces va a tener un resultado más adelante. Así que estaba muy consciente de tratar de hacer lo correcto y hacerlo bien por nuestros hijos. Siendo naturalmente un poco descuidada, tuve que sentarme y prestar atención, porque realmente pienso en mi trabajo la mayor parte del tiempo, y eso me encanta. Cuando los niños entran en escena, todo lo que leí me hizo pensar: “sí, tienes razón, tienes razón”, y todo lo que sabemos ahora sobre el cerebro en desarrollo, los niños pequeños, las primeras cosas, incluso en el útero, que introduzcas en sus pequeños sistemas frágiles en desarrollo darán un resultado más adelante».

Para llamar la atención nacional y crear conciencia en apoyo de esta iniciativa, que proporcionaría aire limpio, agua y alimentos en California, se produjo un especial de variedades de televisión llamado An Evening with Friends for the Environment —«Una noche con amigos para el medio ambiente»— en 1990, transmitido por ABC.

(en la foto: anuncio publicitario)

Fue protagonizado por Meryl Streep, Olivia Newton-John, Bette Midler, Goldie Hawn, Cher, Lilly Tomlin y Robin Williams.

Izquierda: Meryl streep presenta el programa. Centro: Lilly, Cher, Goldie, Meryl, Bette y Olivia cantan What a Wonderful World. Derecha: Robin Williams en 1990.

Olivia Newton-John nos deja. Nosotros quedamos desesperanzadoramente devotos a Sandy (I).

¿Quién no se enamoró de Olivia —al menos, hablo por los varones heterosexuales— en los ’70 cuando la conocimos? Claro que siempre habrá quien diga que no, pero la mayoría lo hicimos. La mayoría nos prendamos de ese bello rostro, esa voz clara, ese cuerpo estilizado.

Todavía recuerdo a Diocles sentado en una litera superior, emocionado con la «flaca chacalera» —como él llamaba a Olivia—, contándonos Grease. O a Mirtica sentada en uno de los bancos de la sala de estar a la derecha de la plaza de formación, cantando Hopelessly Devoted to You a dúo con Olivia, quien sonaba por el altavoz.

Maggie Carlés y Luis Nodal escribieron y cantaron su versión «Hoy te quiero más que ayer»

sobre la original Have You Never Been Mellow de Olivia.

Hembras y varones por igual nos enamoramos de la calidad artística de Olivia. Tal fue el impacto que esa actriz y cantante nos causó desde el comienzo. Muchos —estoy seguro— no pudimos seguir su carrera y vida por circunstancias diversas. Y no es poco lo que puede contarse sobre ella. Vamos, entonces, a conocer más de Olivia.

La australiana británica y su familia

Dame Olivia Newton-John nació el 26 de septiembre de 1948 —Libra, en el horóscopo— en Cambridge, Cambridgeshire, Inglaterra, donde vivió hasta los cinco años.

Fue la menor de tres hermanos, detrás de su hermano Hugh Newton-John (1939-2019), un médico, y su hermana Rona Newton-John (1941-2013), modelo —en su juventud— y actriz que estuvo casada con el coprotagonista de Olivia en el musical que la lanzó a la fama mundial.

(en la foto, Olivia y su familia)

Olivia estaba emparentada con personas de buena educación y relevantes en cierta medida.

Su padre Brinley «Bryn» Newton-John (1914-1992) nació en Gales, Reino Unido, en una familia de clase media. Fue traductor de alemán y durante la Segunda Guerra Mundial llegó a ser oficial del MI5 en el proyecto Enigma en Bletchley Park, el cual ayudó a detener a Rudolf Hess (foto).

Después de la guerra, se convirtió en el director de la Cambridgeshire High School for Boys, en cuya posición estaba cuando nació Olivia. Más tarde pasó a ser director del King’s College. Se dice de él que estaba dotado de una voz operística y fue violinista. 

Su madre, Irene Helen Born (1914-2003) —escritora, fotógrafa y ecologista—nació en Alemania y escapó al Reino Unido con su familia en 1933 para huir del régimen nazi. A ella se le aduce el haber traducido un libro de su padre Max Born y cartas de Einstein.

El abuelo materno de Olivia fue el físico judío alemán Max Born, ganador del Premio Nobel de Física, con títulos FRS —por Fellowship of the Royal Society; en español Miembro de la Real Sociedad— y FRSE —por Fellowship of the Royal Society of Edinburgh o Miembro de la Real Sociedad de Edimburgo—, quien escapó de la Alemania nazi en 1933 hacia Gran Bretaña. Fue un viejo amigo y colaborador de Albert Einstein.

Por su parte, su abuela materna Hedwig era hija del jurista judío alemán Victor Gabriel Ehrenberg, y de su esposa luterana, cuyo propio padre, el tatarabuelo de Olivia, era el jurista Caspar Rudolf von Jhering.

De izquierda a derecha: Max y Hedwig vistiendo ropa india en Bangalore, India, en 1937; Victor Gabriel Ehrenberg; y Caspar Rudolf von Jhering.

Su tío fue Gustav Victor Rudolf Born, galardonado FRCPFellows of the Royal College of Physicians; Miembros del Colegio Real de Médicos—, HonFRCSFellowship of the Royal Colleges of Surgeons, es decir, Miembro de los Colegios Reales de Cirujanos, y FRS.

Además, trabajó como Profesor en Farmacología en el King’s College de Londres y profesor de investigación en el Instituto de Investigación William Harvey, y en Barts y la Escuela de Medicina y Odontología de Londres.

De izquierda a derecha: Colegio Real de Médicos; el Instituto de Investigación y William Harvey; y Barts.

Como si todo esto fuera poco, a través de su línea Ehrenberg, Newton-John era prima tercera del comediante Ben Elton.

En 1954, cuando ella tenía seis años, la familia de Newton-John emigró a Melbourne, Australia, porque su padre aceptó un puesto como profesor de alemán del Ormond College en la Universidad de Melbourne.

En esta ciudad, Olivia asistió a la Christ Church Grammar School en el suburbio de Melbourne de South Yarra y luego a la University High School en Parkville. En esta última, Olivia fue descrita como «una estudiante de bachillerato llena de vida con ojos notables», cuando tenía 15 años, en el periódico estudiantil de la escuela, la cual ayudó a transformar a una aspirante a estrella en el ícono en el que finalmente se convirtió.

A la izquierda: Christ Church Grammar School; a la derecha: University High School.

Ambos padres alentaron la musicalidad de Newton-John, y ella afirmó que su padre podría haber sido cantante si no hubiera sido tan autocrítico. En sus memorias, escribió: «¿Me pregunto de dónde saqué mi perfeccionismo?»

Una fuente cuenta que su padre solía fumar mientras le leía cuentos antes de acostarse y, de joven, ella se sintió intensamente atraída por probar cigarrillos. A los nueve años, su madre le dio uno para probar, y la experiencia fue tan desagradable que la desanimó por completo.

Más tarde, cuando cantaba en clubes de Londres a los diecinueve años, Olivia intentó fumar de nuevo, pensando que podría darle la voz sensual de Julie London. Pero todavía no podía soportarlo.

Al respecto, Olivia escribió: «Por desgracia, la sensualidad no estaba en las cartas para mí porque todavía tenía esa niña de nueve años en sus pijamas», y sobre la escena en Grease en la que Sandy intenta fumar con las Pink Ladies, agregó: «¡Arte imitando la vida!»

Escena del musical Grease donde Sandy -interpretada por Olivia- intenta fumar con las Pink Ladies.

Primeros pasos

Según el artículo de Anthony Segaert de 2022, Olivia estuvo en la escuela primaria con otro famoso ícono de la música australiana, Daryl Braithwaite (en la foto), pero fue en University High donde su talento musical y el de actuación se hicieron evidentes.

De hecho, Olivia originalmente quería convertirse en veterinaria, pero luego decidió centrarse en la actuación tras dudar de su capacidad para aprobar los exámenes de ciencias.

Las entrevistas con los compañeros de clase y amigos de la estrella en la escuela secundaria, a la que ella asistió durante cuatro años, de 1961 a 1964, pintan una imagen clara de una niña profundamente apasionada por la música y el teatro, y una escuela que nutrió su talento en cada oportunidad.

Glenda Johnston, una alumna mayor que Olivia, que la notara en obras de teatro y en la vida escolar, expresó: «En la escuela era evidente, cuando era joven, que era una joven muy talentosa y bonita. En Uni High había muchos rebeldes literarios y artísticos».

Personas notables de la época de Newton-John incluyeron al director de Crocodile Dundee, Peter Faiman, el artista de actuación extrema Stelarc y el dramaturgo David Keith Williamson.

Judee Horin (en la foto abajo), cantante y exalumna de esta escuela, relató los grandes esfuerzos que esta hizo para satisfacer los intereses de los estudiantes. Todos los jueves, los estudiantes tenían un «período de pasatiempo» en el que podían desarrollar intereses creativos como la música, el teatro o la fotografía. Judee recordaba:

«Era una de las mejores escuelas (en Melbourne). Aunque era una escuela gubernamental, era un poco elitista, y tenías que estar en la parte superior de tu clase para entrar».

Stelarc (en la foto) trabajó en sets para producciones dramáticas en la escuela, y junto con Newton-John en varias obras de teatro. Él dijo sobre ella que tenía buenos recuerdos de trabajar juntos en las actuaciones.

Una actuación de Newton-John en The Admirable Crichton, una comedia romántica presentada por el club de drama de la escuela, fue el primer talento actoral que le reconocieran, ya que se convirtió en la finalista del Young Sun’s Drama Award a la mejor actriz colegiala.

Olivia, dentro del círculo, durante una presentación en University High School en 1964.

Esta fue valorada por el periódico escolar Ubique (en la foto), que la describió como «una noche de altas actuaciones» y destacó la actuación de Newton-John: «Olivia, en línea con su personaje Lady Mary Lasenby, literalmente goteaba sarcasmo en cada oportunidad».

Newton-John demostró tener talento musical bien temprano.

Su carrera como estrella del canto adolescente comenzó en los años sesenta en Australia, donde estableció una alegre e inocente imagen. Sus primeras portadas de álbumes presentan retratos de una Olivia muy rubia en varios entornos pastorales, ya sea un campo de flores silvestres o un bosque de pinos o un cuerpo de agua brillante.

A los 14 años, Olivia y tres compañeras de clase crearon Sol Four, un grupo que poco duró, y a menudo actuaban en la cafetería propiedad de su cuñado.

Eventualmente, comenzó a actuar en programas de radio y televisión. Poseedora de una voz pura, pero poderosa, Newton-John fue rápidamente demandada; se convirtió en una habitual en programas de televisión australianos locales.

Filmó escenas para la película infantil Funny Things Happen Down Under —una película musical australiano-neozelandesa de 1965 dirigida por Joe McCormick, que sigue a un grupo emprendedor de niños que se unen para salvar su casa club cuando está en peligro de ser vendida—, antes de hacer la primera de muchas apariciones en el programa pop de ATV-0 The Go!! Show, donde conoció a su futura compañera de dueto, la cantante Pat Carroll, y a su futuro productor musical, John Farrar (Carroll y Farrar se casarían más tarde).

Olivia en Funny Things Happen Down Under de 1965.

Sobre su actuación se dijo que era «una revelación ver al futuro incondicional tocar notas altas a la edad de 16 años. A pesar de ser su primera película, Newton-John está radiante y segura, y su poder estelar es evidente en todo momento».

Luego, firmaría un contrato con HSV-7 —una estación televisiva en Melbourne—, para aparecer en el popular programa de variedades diurno Time For Terry, presentado por el comediante, animador y músico de jazz inglés Terry O’Neill, y The Happy Show donde actuó como la anfitriona Lovely Livvy.

Pat Carroll y Olivia Newton-John se convirtieron en habituales en las tardes de entresemana de Time for Terry en 7 Melbourne. Terry O’Neal aparece en estas tomas también.
Un video promocional del programa de HSV7 Happy Show en los ’60 (The Australian Television Archive)

Estas producciones unirían a Olivia con su novio de la época, el igualmente ocupado cantante y actor Ian Bruce «Turps» Turpie.

Ian y Olivia.

Después de trabajar en Happy Show entre 1964 y 1965, durante el período de fin de año sin calificaciones, Newton-John dejó la escuela para concentrarse en su floreciente nueva carrera. Si hacer esto fue en contra de los deseos de su padre educado en Cambridge, se convirtió en una habitual de la televisión australiana a lo largo de 1965.

Una entrada del anuario de 1964 felicitó a Olivia por su victoria en «un viaje a Inglaterra después de una competencia que involucraba a jóvenes talentos de Australia».

Decía la entrada: «Desde el ángulo escolar, Olivia está haciendo un curso de humanidades, incluida la música, que demostrará ser una bendición en la vida posterior cuando, como se espera, el escenario ya no se convierta en un pasatiempo sino en una (carrera para) esta chica notable y talentosa».

Se refería a la premiación recibida por Newton-John cuando irrumpió en escena con solo 15 años, ganando el concurso de talentos Sitmar Talent Quest en el programa de televisión Sing, Sing, Sing de ATN-7 —la estación televisiva insignia de Sídney— en abril de 1964, presentado por el ícono australiano de la década del ‘60 Johnny O’Keefe,

Johnny O’Keefe declara a Olivia Newton-John como la ganadora en Sing Sing Sing el 19 de abril de 964.

al interpretar Anyone Who Had a Heart,

Esta canción fue escrita por Burt Bacharach (música) y Hal David (letra) para Dionne Warwick en 1963.

y Everything’s Coming Up Roses.

Bette Midler interpreta Everything’s Coming up Roses en la versión cinematográfica de 1993 del musical original de Broadway Gypsy

Las apariciones en este medio comenzaron a acumularse con reservas en Sunnyside Up de HSV-7, Teen Scene de ABC TV y un regreso a Sing Sing Sing para fin de año.

A la izquierda: Olivia con 15 años en un ensayo antes de su aparición en Sunnyside Up. A la derecha: Olivia de vuelta a Sing, Sing, Sing en 1965 (FAIRFAX ARCHIVES).

El 16 de mayo de 1965, esta adolescente de Melbourne de voz suave abrió un episodio de Boomeride, un nuevo e innovador programa musical de televisión en vivo en GTV-9, filmado en Nunawading Studios —en Nunawading, un suburbio de Melbourne— de ATV-0.

Nombrado en honor a una canción del compositor de Sídney, Charles Marawood (en la foto), y producido por la productora de Melbourne PAKKTEL, Boomeride fue una primicia australiana. En contraste con los espectáculos de música pop de la época que utilizaban doblaje —o sincronía de labios—, todas las canciones aquí se interpretaban en vivo y respaldadas por un combo de cuatro piezas.

El espectáculo contó solo con canciones escritas por Marawood, cuyas composiciones cubrieron una amplia gama de estilos líricos, incluyendo baladas, jazz lounge fresco, y música bailable. La estética específica del programa se enfatizó aún más por el uso de crash zoom —un tipo de plano cinematográfico en la que la cámara se acerca o aleja rápidamente—,

Ejemplos de crash zoom.

y la iluminación creativa en un escenario rodeado por el público.

Olivia Newton-John interpreta 3 canciones (When I Grow Up, Crawl Baby Crawl y Which Of My Daughters, la última a dúo con Tony Cole) en el programa de televisión musical australiano de 1965 Boomeride.

Como dato histórico, las tres canciones compuestas por Marawood e interpretadas por Newton-John se encuentran entre sus primeras actuaciones musicales en vivo sobrevivientes conocidas. Todas las canciones permanecen sin publicar comercialmente y ninguna fue incluida en el álbum de la banda sonora que lo acompaña lanzado más tarde ese año.


Más cosas interesantes de la vida y obra de Olivia Newton-John vendrán en la próxima entrega. ¡No te lo pierdas!

Opina, comparte, dale me gusta —si te gusta—, y sígueme si quieres continuar leyendo artículos interesantes y diversos. Gracias.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.