Ataques contra el Servicio Postal de Estados Unidos: ¿Qué hay detrás de tal posición?

Me tomo la licencia de romper una regla de los artículos de blog y no comenzar con una historia o un cuento, sino presentar esta imagen, que abre muy bien este escrito:

Buzones del Servicio Postal: ¿destinados a desaparecer como los dinosaurios?

Revisando las noticias frescas —porque esta es tan solo de ayer— en internet, me topo con esta del Oregon News:

USPS removes mailboxes in Portland and Eugene, cites ‘declining mail volume’ (https://www.oregonlive.com/news/2020/08/usps-removes-mailboxes-in-portland-and-eugene-cites-declining-mail-volume.html)

O sea, el Servicio Postal estadounidense está quitando los buzones de recogida en las calles, aduciendo que el volumen de correo está decayendo. ¿En estos días que menos cosas se hacen personalmente y mucha gente no quiere presentarse en lugares adonde fluye público?

El artículo, escrito por Jayati Ramakrishnan, reportero de The Oregonian/OregonLive (503-221-4320; jramakrishnan@oregonian.com; @JRamakrishnanOR), dice:

Los residentes de Portland y Eugene se alarmaron esta semana al ver algunos buzones del servicio postal ser retirados de las calles del vecindario y sacados en camiones. Esto causó preocupación a la luz de los recientes comentarios de Donald Trump sobre la reducción del financiamiento del Servicio Postal y sus críticas a la votación por correo.

Pero un portavoz del Servicio Postal trató de justificar el hecho diciendo que «la disminución del volumen de correo hace que el Servicio Postal esté eliminando buzones “duplicados” de áreas que ya tienen varios.

El United States Postal Service (USPS) confirmó que cuatro buzones fueron retirados en Portland esta semana.  «El volumen de correo de primera clase ha disminuido significativamente en los Estados Unidos, especialmente desde la pandemia. Eso se traduce en menos correo en buzones de recogida», dijo Ernie Swanson, portavoz de USPS, a The Oregonian/OregonLive. Swanson dijo también que otras facetas del servicio seguirán siendo las mismas, como los tiempos de recogida y el procesamiento, por lo que «no debería afectar a la gente en absoluto».

Otro portavoz del Servicio Postal, David Rupert, dijo que algunos de los buzones también fueron eliminados y reemplazados por otros de mayor seguridad. Rupert dijo que el Servicio Postal no estaba comentando las observaciones que el presidente ha hecho sobre el bloqueo de la financiación a la agencia.

Pero algunos residentes de Oregón dijeron que estaban preocupados de que los cambios fueran otro paso para limitar su acceso al correo.

«Las ranuras para depósito en los buzones del vecindario están siendo cerradas», dijo Jacob Strouckel, un residente de Eugene, a The Oregonian/OregonLive en un correo electrónico. «No solo estamos perdiendo acceso a los buzones de correo de la calle, sino también a nuestras convenientes cajas de entrega de vecindario. Esto se aplica a los barrios sin buzones individuales, por lo que no podemos enviar correo saliente desde nuestra zona, sin encontrar un buzón de correo en la carretera o arriesgarnos a ir a la oficina de correos».

El jueves, el Washington Post informó que Trump había dicho no querer financiar el servicio postal porque los demócratas están tratando de expandir los servicios de voto por correo durante la pandemia. Dijo en una reunión informativa del miércoles que no aprobaría $25 mil millones en fondos de emergencia para el servicio postal, o $3.5 mil millones en financiamiento suplementario para recursos electorales, según el Post.

Otros cambios recientes en el servicio postal también han suscitado preocupación entre los residentes, incluyendo lo hecho por el nuevo Director General de Correos Louis DeJoy, un donante de Trump que no tiene antecedentes trabajando en el servicio postal. DeJoy ha eliminado las horas extras para cientos de miles de empleados postales, según USA Today, y ha ordenado que el correo sea retenido si los centros de distribución tienen poco personal o se quedan atrasados.

Por cierto, de primera mano puedo decir que lo expuesto en el párrafo anterior es anticonstitucional y un delito federal, porque yo he trabajado en USPS.

El correo no puede retenerse ni atrasarse intencionalmente por ningún motivo.

La conspiración descabellada.

El artículo podría ser la opinión muy personal de este periodista. Sin embargo, encuentro esta otra noticia muy relacionada a la anterior por su contexto:

Trump Tampers With Postal Service After Months of Railing Against Vote-by-Mail (https://www.rollingstone.com/politics/politics-news/rigged-fraud-scam-cheat-trump-against-vote-by-mail-1044177/)

Este artículo fue preparado por Tim Dickinson para Rolling Stone en línea: Trump se está dedicando ahora a entorpecer el trabajo de USPS tras haber cargado contra el voto por correo. Y esto es lo que el periodista nos cuenta:

En la elección de la pandemia de 2020, restringir el acceso a las urnas es tan simple como restringir el acceso al buzón de correos en la calle. Y esta semana, Donald Trump aceleró los esfuerzos para hacer precisamente eso. El jueves, vinculó abiertamentesus esfuerzos para bloquear la financiación completa del servicio postal con su cruzada contra el voto por correo.

El mismo día, un asesor superior ridiculizó los esfuerzos del Congreso para salvaguardar el derecho al voto como parte de una «lista de deseos liberales y de izquierda» que «no es nuestro juego». Además, el nuevo director de correos general Louis DeJoy, un millonario de derecha que anteriormente había sido jefe de recaudación de fondos para la Convención Nacional Republicana de 2020, «limpió la casa» en USPS en una suerte de «masacre del viernes por la noche», mientras llevaba a cabo planes para desmantelar el equipo de clasificación de la correspondencia y quitar los buzones de las calles. El intento de crear disfunción electoral en noviembre es tan flagrante como descarado.

El esfuerzo por sabotear la votación por correo no es una sorpresa para quienes observan muy de cerca los tuits de Donald Trump. Desde principios de la primavera, el presidente ha luchado contra el voto por correo, que se ha hecho esencial por su mala gestión de la pandemia de coronavirus. Aunque el propio Trump vota por correo,ha tildado a las boletas en ausencia como una amenaza para las perspectivas electorales republicanas, gritando que es un fraude, una estafa, trampas y «el escándalo de nuestros tiempos».

Trump comenzó a golpear este tambor en abril, llamando al Grand Old Party (GOP – Partido Republicano) y Fox News a «luchar muy duro» contra las boletas por correo:

Los republicanos deben luchar muy duro cuando se trata de declarar votos por correo. Los demócratas claman por ello. El potencial de fraude electoral es tremendo, y por cualquier razón, no funciona bien para los republicanos.

Con esta acusación contradictoria —el voto por correo tiene un historial notablemente limpio—, Trump insiste en que las boletas en ausencia conducen a «fraude electoral» y a elecciones robadas. Cuando Nevada trabajó para asegurar el acceso al voto por correo, Trump dijo que el estado estaba «creando un gran escenario de fraude electoral» y amenazó con «retener fondos al estado» como una forma de venganza.

¡Las boletas por correo aumentan sustancialmente el riesgo de delito y FRAUDE ELECTORAL!
El estado de Nevada «piensa» que puede enviar el voto ilegal por correo, creando un gran escenario de fraude electoral para el Estado y los Estados Unidos. ¡No puede! Si lo hace, «yo pienso» que puedo retener fondos para el Estado. Lo siento, pero no debe hacer trampa en las elecciones.

En mayo, la desinformación que estaba difundiendo era tan extrema, que Twitter etiquetó los tuits del presidente de «no tener fundamento».

No HAY MANERA (¡CERO!) que las boletas por correo no sean sino sustancialmente fraudulentas. Se robarán los buzones, se falsificarán las boletas e, incluso, se imprimirán ilegalmente y se firmarán fraudulentamente. El Gobernador de California está enviando boletas a millones de personas, a cualquiera…

Pero Trump siguió adelante, insistiendo en que Estados Unidos «no puede dejar que la votación mediante boletas por correo a gran escala se arraigue en nuestro país», pues conduciría a una «libertad para todos a hacer trampas».

Los republicanos sienten que las plataformas de medios sociales silencian por completo las voces conservadoras. Las regularemos fuertemente, o las cerraremos, antes de permitir que esto suceda. Vimos lo que intentaron hacer, y fracasaron, en 2016. No podemos dejar que una versión más sofisticada de eso….
…. vuelva a suceder. Al igual que no podemos permitir que las boletas por correo a gran escala se arraiguen en nuestro país. Sería darles libertad a todos para cometer trampas, falsificaciones y robo de boletas. El más tramposo, ganaría. Y, asimismo, las redes sociales. Limpia tu actuación, AHORA!!!!

Enmarcando el paso al voto por correo en términos expresamente partidistas, Trump insistió entonces en que el voto por correo «conducirá al fin de nuestro Gran Partido Republicano».

LA VOTACIÓN POR CORREO CONDUCIRÁ A UN FRAUDE Y ABUSO MASIVOS. TAMBIÉN CONDUCIRÁ AL FIN DE NUESTRO GRAN PARTIDO REPUBLICANO. NO PODEMOS DEJAR QUE ESTA TRAGEDIA LE SUCEDA NUNCA A NUESTRA NACIÓN. GRAN VICTORIA EN LA CORTE DE TEXAS HOY. ¡¡¡Felicidades!!!

En junio, el tono del presidente había cambiado un poco. Visto con el más siniestro enfoque, este tuit en particular parece menos una advertencia contra la intervención extranjera, y más como una invitación de un presidente que se benefició de la interferencia rusa en las elecciones de 2016 y fue acusado por buscar favores electorales de Ucrania.

ELECCIONES DE 2020: MILLONES DE BOLETAS POR CORREO SERÁN IMPRESAS POR PAÍSES EXTRANJEROS, Y OTROS. ¡SERÁ EL ESCÁNDALO DE NUESTROS TIEMPOS!

Como la pandemia que él ha llevado tan desastrosamente experimentó un resurgimiento en el verano, llevando a casa la necesidad de boletas en ausencia como medida de salud pública, Trump se quejó de que los estados «están usando lo del COVID para hacer trampa».

Debido a las BOLETAS POR CORREO, 2020 será la elección más RIGGED en la historia de nuestras naciones – a menos que esta estupidez se detenga. ¡Votamos durante la Primera Guerra Mundial y la Segunda Guerra Mundial sin ningún problema, pero ahora están usando el COVID con el fin de hacer trampa mediante el uso de BOLETAS POR CORREO!
 ¡La votación por correo, a menos que sea cambiada por los tribunales, conducirá a la elección más CORRUPTA en la historia de nuestra nación!

Con su propia historia pasada de votación por correo bajo escrutinio, Trump trató de diferenciar el voto en ausencia y el voto por correo, que son exactamente lo mismo.

Me alegro de haber podido conseguir que los muy deshonrosos LameStream Media al fin empezaran a hablar de los RIESGOS a nuestra Democracia de la peligrosa Votación Universal por Correo (¡no la Votación Ausente, que apoyo totalmente!).

Finalmente, a medida que sus propios números de reelección se hundieron, junto con un tercio del PIB de la nación, Trump citó el «inexacto y fraudulento voto por correo» de ser una razón para retrasar la elección.


Con la Votación Universal por Correo (no Voto Ausente, lo cual es bueno), 2020 será la elección más IMPRECISA y FRAUDULENTA de la historia. Será una gran vergüenza para los EE.UU. ¿Retrasamos la elección hasta que las personas puedan votar de manera adecuada y segura?
Todo el mundo depende de USPS. Personas de la tercera edad para su Seguro Social, veteranos por sus recetas, pequeñas empresas tratando de mantener sus puertas abiertas. No pueden ser daños colaterales para una administración más preocupada por suprimir el voto que por suprimir un virus.

La denuncia oficial del «plan diabólico».

Si quedaran dudas sobre la preocupación de estos periodistas acerca de la situación en que la actual administración pone a la nación, demos el puntillazo con esta otra noticia del The Oregonian/OregonLive:

Wyden, Merkley decry ‘diabolical’ plan by Trump to destroy Postal Service, potentially imperiling vote by mail and fair elections (https://www.oregonlive.com/politics/2020/08/wyden-merkley-decry-diabolical-plan-by-trump-to-destroy-postal-service-potentially-imperiling-vote-by-mail-and-fair-elections.html)

Ron Wyden y Jeff Merkley, senadores de los Estados Unidos, dijeron el viernes que el presidente Donald Trump está tratando deliberadamente de sabotear las elecciones durante la pandemia COVID-19, socavando el Servicio Postal de los Estados Unidos, un acto político «diabólico» que «pone a los estadounidenses vulnerables que dependen de medicamentos recetados a través del correo en riesgo de enfermedad grave o incluso de muerte».

Los dos senadores demócratas de Oregón hablaron frente a la sucursal de la oficina de correos de Sellwood el viernes, intensificando su crítica de lo que dicen que son cálculos y amplios pasos por parte de la administración Trump —a través de cambios de política, retórica abierta, y desinterés por pasar el último proyecto de ley de alivio contra el COVID-19— para socavar una de las instituciones más antiguas de la nación.

¿Alguna duda de las intenciones? No para mí. Insultos, coerción, abuso de poder, amenazas, imposición de las opiniones personales, acciones punitivas contra los contrarios: ¿esas no son cosas que las democracias les criticamos a las tiranías?

Novelas de misterio: Una lista de las 25 mejores en el mundo anglosajón (V).

Jonathan Demme, el director de «El silencio de los corderos», quiso que Tom Harris participara en el trabajo en curso, pero el escritor de la novela le dijo que «probablemente nunca vería la película final». Resultó que Harris quedó impactado cuando John le Carré dijo que nunca podría escribir Smiley de nuevo tras ver un episodio de la adaptación de la BBC de su libro, porque ahora ya le pertenecía a Alec Guinness, el actor que protagonizó a Smiley en la serie. Tom tenía miedo de que una gran actuación alejara al personaje de su imaginación. Así y todo, Jonathan fue a visitar al escritor a su casa de Miami para conversar sobre el final que el director le daría a la película. Tom les dio su bendición, pero comentó sobre el final: «Me imagino a Lecter como más paseando por una calle de tiendas de moda en Zúrich, mirando relojes en las vidrieras de los joyeros. Pero si llevas al Dr. Lecter a los trópicos, hay algo que es seguro: Nunca sudaría». Teniendo eso en cuenta, cuando ves la película, todo el mundo está sudando como loco, excepto el Dr. Lecter.

Estas son las cinco últimas novelas de la lista comenzada en I:

El silencio de los corderos (The Silence of the lambs).

«El silencio de los corderos» —como fue traducida en España, o el «El silencio de los inocentes» como apareció en Hispanoamérica— es una novela de misterio y terror, original de Thomas Harris, editada en 1988. Hay un asesino en serie suelto que piensa que la belleza es algo superficial. Clarice Starling, una investigadora del FBI en entrenamiento está tratando de salvar su propio pellejo, y la única persona que puede ayudarla está encerrada en un asilo. Pero Hannibal Lecter está cumpliendo nueve cadenas perpetuas consecutivas en una institución mental por una serie de asesinatos caníbales. Es un verdadero depredador que trabaja para atrapar a Starling en su telaraña.

En 1995, la Mystery Writers of America lo incluyó en su lista de las cien mejores novelas de misterio de todos los tiempos. La novela fue adaptada al cine en 1991 por el director Jonathan Demme bajo el título The Silence of the Lambs, con las actuaciones de Jodie Foster y Anthony Hopkins en los roles principales. Además, estuvieron Scott GlennAnthony HealdFrankie Faison, y Ted Levine como Buffalo Bill. ​

La película fue respaldada por la crítica, y también fue exitosa en la taquilla. En 1991 recibió el Premio Óscar a las categorías más prestigiosas (mejor película, mejor dirección, mejor actriz, mejor actor y mejor guion adaptado). La película también estuvo nominada por mejor montaje y mejor sonido.

A Jodie Foster se le premió como mejor actriz en los Globos de Oro, y a Hopkins como mejor actor en los Premios Saturn (la película también fue acreedora en mejor película de terror, mejor sonido y mejor maquillaje). Ambos actores merecieron galardones también en los Premios BAFTA.

Hannibal Lecter fue incluido en la lista que realizó el American Film Institute de 100 héroes y villanos del cine, en la cual se le otorgó el primer lugar por considerársele «el mejor villano»; con ello, popularizó a uno de los psicópatas más célebres. El personaje de Clarice Starling fue también incluida en la lista como la heroína número 6. El AFI también incluyó la película en su lista 100 películas (ocupando el puesto 65), y en la lista 100 Thrills, ocupando el puesto 5. Gracias a este éxito, más tarde aparecieron dos secuelas y una precuela. ​

A continuación les dejo la escena que más me gustó de la película.

Crimen y castigo (Crime and Punishment).

«Crimen y castigo» es una novela de carácter psicológico escrita por el autor ruso Fiódor Mijáilovich Dostoievski. Fue publicada por primera vez en 1866 en la revista «El mensajero ruso», en doce partes, y publicada después como novela. ​Junto con «Guerra y paz» de León Tolstói, se considera ser una de las más influyentes e internacionales de la literatura rusa. Asimismo, los diálogos mantenidos entre el protagonista, Raskólnikov, y el inspector de policía, son considerados por algunos autores, como el prestigioso literato Stefan Zweig, una de las cimas de la literatura universal.

La historia narra la vida de Rodión Raskólnikov, un estudiante en la capital de la Rusia ImperialSan Petersburgo, quien se ve obligado a suspender sus estudios por la miseria en la cual se ve envuelto, a pesar de los esfuerzos realizados por su madre Pulqueria y su hermana Dunia para enviarle dinero. Rodión tiene tales aires de grandeza, que en sus delirios llega a compararse con Napoleón, pero tiene que recurrir a una prestamista vil y egoísta a fin de paliar sus gastos.

Las locas ideas de Rodión sobre sí mismo y la sociedad, llevan a asesinar a la usurera y a su hermana. Esa idea le atormenta durante días y crece en su interior. Sonia, una abnegada joven que se prostituye para ayudar a su madrastra y sus hermanos, será la única persona a la que Raskólnikov confiese explícitamente su crimen, buscando redención.

Dostoievski emplea juegos de palabras en esta novela, jugando especialmente con la polisemia. En el texto original en ruso, el lector puede apreciar el doble sentido en los nombres de los personajes principales, que no pueden apreciarse en las traducciones.

NombrePalabraSignificado en ruso 
Rodión Románovich Raskólnikovródina Románovyj raskololasLa patria de los Románov ha quebrado 
Piotr Petróvich LuzhinluzhaCharco 
Dmitri Prokófich RazumijinrázumRazón, inteligencia 
Aleksandr Grigórievich ZamétovzamétitDarse cuenta 
Semión Zajárovich MarmeládovmarmeladMermelada 
Arkadi Ivánovich SvidrigáilovSvidrigailoPríncipe lituano 

Hay una veintena de obras cinematográficas de diferentes países basadas en esta novela.

Mientras nieva sobre los cedros (Snow Falling on Cedars).

«Mientras nieva sobre los cedros» es una novela premiada de 1994 escrita por el escritor estadounidense David Guterson, quien a la sazón era profesor y escribía en sus ratos libres, pero tras el éxito de la novela renunció a su trabajo y comenzó a escribir a tiempo completo. En la imaginaria y pequeña isla de San Pedro, al norte de Puget Sound, en la costa del estado de Washington, sus habitantes son en su mayoría inmigrantes de Europa del Este, junto con algunos colonos japoneses. El cultivo principal son las fresas y, al igual que en muchas ciudades pequeñas, abundan los secretos y chismes.

Un pescador local es encontrado sospechosamente ahogado, y un japonés llamado Kabuo Miyamoto es acusado de su asesinato. Hay recuerdos de una historia de amor entre un chico blanco y una chica japonesa que más tarde se convierte en la esposa de Kabuo. Y los residentes les recuerdan lo que sucedió durante la Segunda Guerra Mundial a sus vecinos japoneses enviados al exilio. El juicio se convierte en algo más que sobre la culpa.

En su novela, Guterson quería escribir sobre la tragedia común, sobre la forma en que los accidentes pueden afectar la vida de las personas tremendamente. La novela gira, finalmente, en torno al amor, el racismo y la vida en un pequeño pueblo. 

La novela fue publicada el 12 de septiembre de 1994, convirtiéndose en un bestseller de  inmediato y ganando el Premio PEN/Faulkner de Ficción de ese año. Una escuela católica canadiense eliminó temporalmente el libro de sus estanterías debido a su contenido sexual. El libro ha sido desafiado, prohibido o restringido en varios sistemas escolares en los Estados Unidos.

Este libro fue adaptado en 1999 a una película dirigida por Scott Hicks, teniendo como actores a Ethan Hawke, James Cromwell, Richard Jenkins, Sam Shepard, Max von Sydow, Youki Kudoh y Rick Yune. La película fue nominada al Oscar a la mejor fotografía.

En 2007 fue adaptado para el teatro por Kevin McKeon. Recibió su estreno mundial en el Book-it Repertory Theatre de Seattle ese mismo año, y una producción posterior en el Portland Center Stage de Oregón en 2010.

La Hija del Tiempo (The Daughter of Time).

«La Hija del Tiempo» es una novela detectivesca de 1951 de Josephine Tey, relativa a la investigación de un oficial de policía moderno sobre los presuntos crímenes del rey Ricardo III de Inglaterra. Fue el último libro que Tey publicó en su vida, poco antes de su muerte.

Las largas horas de convalecencia en la cama de un hospital pueden llegar a ser mortales para una mente despierta como la de Alan Grant, inspector de Scotland Yard. Pero sus días de tedio acaban cuando alguien le propone un interesante tema sobre el que meditar: ¿podría adivinarse el carácter de alguien solo por su aspecto? Grant se basará en un retrato de Ricardo III para demostrar que ello es posible.

El rey tiene un rostro tan sensible en su retrato que Grant se pregunta si realmente podría matar a los hijos de su hermano para asegurar su corona. Por tanto, el monarca más despiadado de la historia del Reino Unido podría haber sido, según Grant, inocente de todo crimen. Aquí comienza una investigación llena de conjeturas acerca de la persona y el reinado de Ricardo III; el inspector se adentra en descubrir qué clase de hombre era Richard y quién mató a los jóvenes príncipes en la torre.

El libro explora cómo se construye la historia, y cómo ciertas versiones de los acontecimientos llegan a ser ampliamente aceptadas como la verdad, a pesar de la falta de evidencia o cualquier verosimilitud lógica. Grant llega a entender las formas en que se construyen grandes mitos o leyendas urbanas, y cómo en este caso, los victoriosos Tudor hicieron que prevaleciera su versión de la historia.

El título de la novela está tomado de un viejo proverbio: «La verdad es la hija del tiempo», citado por Tey en el epígrafe de la novela. Como todos los  aforismos,  este proverbio ha sido citado, parafraseado o mejorado muchas veces a lo largo de los siglos por múltiples pensadores famosos como Aulus Gellius y Abraham Lincoln (cita directa); Sir Francis Bacon (cita mejorada: «La verdad es la hija del tiempo, no de la autoridad»); y Tales de Mileto (parafraseando: «Es hora de que haya descubierto, o a su debido tiempo descubra, todas las cosas que están ocultas»), por nombrar sólo algunas.

En 1990 la novela fue votada como el número uno en la lista de las 100 novelas criminales de todos los tiempos compilada por la Asociación Británica de Escritores del Crimen. En 1995 fue votado como el número cuatro en la lista de las 100 novelas misteriosas de todos los tiempos  compilada por los  Escritores de misterio de los Estados Unidos.

En su publicación Anthony Boucher llamó al libro «uno de los clásicos permanentes en el campo de los detectives, uno de los mejores, no del año, sino de todos los tiempos». Dorothy B. Hughes también lo elogió, diciendo que «no solo es uno de los misterios más importantes del año, sino de todos los años de misterio».

Winston Churchill declaró en su «Historia de los Pueblos de habla inglesa» su creencia en la culpa de Richard por el asesinato de los príncipes, y añadió: «Se necesitarán muchos libros ingeniosos para elevar el tema a la dignidad de una controversia histórica», probablemente refiriéndose a la novela de Tey, publicada siete años antes. Los documentos de Sir Alan Lascelles contienen una referencia a su conversación con Churchill sobre el libro.

Se han emitido dos adaptaciones radiofónicas: una en 1952, sin un guionista acreditado; y otra el 25 de diciembre de 1982 en la Afternoon Theatre de la BBC Radio 4 FM, dramatizado por Neville Teller.

Presunto Inocente (Presumed Innocent).

«Presunto Inocente», publicada en 1987, es la primera novela de Scott Turow. La novela comienza con el descubrimiento de Carolyn Polhemus muerta en su apartamento. El fiscal de distrito asigna el caso del asesinato a Rusty Sabich, fiscal adjunto en una gran ciudad y excompañero de trabajo de Carolyn. La historia se complica cuando un abogado recién elegido se entera del romance de Sabich con la abogada asesinada, por lo que se le acusa de su asesinato, y ahora Rusty se enfrenta a una larga batalla judicial. A lo largo de la novela, se descubre la relación entre ambos y la búsqueda del asesino por parte de Rusty. El caso descubre corrupción, engaño, depravación e incompetencia. Pero ¿quién mató a Carolyn? La historia, como en muchas de las novelas de Scott Turow, tiene lugar en el ficticio Condado de Kindle.

En 1995, la Mystery Writers of America lo incluyó en su lista de las cien mejores novelas de misterio de todos los tiempos. ​ Scott Martelle de Los Angeles Times calificó los giros argumentales de la novela como «inventivos». Kevin J. Hamilton de The Seattle Times llamó a su historia «inteligente, escalofriante y salvajemente impredecible».

Muchos de los personajes menores de Presumed Innocent aparecen en las novelas posteriores de Turow, que también están ambientadas en el ficticio Condado Kindle del Medio Oeste. Una secuela de la novela, titulada Innocent, fue lanzada el 4 de mayo de 2010 y continúa la relación entre Rusty Sabich y Tommy Molto.

Antes de que la novela original saliera en agosto de 1987, el director Sydney Pollack compró los derechos cinematográficos. En 1990 salió la película, dirigida por Alan J. Pakula, y protagonizada por Harrison Ford, Brian Dennehy, Raúl Juliá, Bonnie Bedelia, Greta Scacchi y Paul Winfield. La película recibió varias nominaciones, con particular reconocimiento por su guion a Alan J. Pakula y Frank Pierson. La película recibió una nominación al Premio Edgar Allan Poe por Mejor Película, y una nominación al USC Scripter Award por Pakula, Pierson y la novela de Turow. Asimismo, fue galardonada con el premio BMI Film Music Award de 1991 por la banda sonora de John Williams.

En 1992, Presumed Innocent fue seguida por una miniserie de televisión de dos partes, The Burden of Proof, basada en la novela de Turow de 1990, con Héctor Elizondo en el rol principal. Esta se emitió en la cadena ABC el 9 de febrero, con la transmisión de la segunda parte la noche siguiente.

Una puesta de televisión de 2011 con el título Innocent se basó en la secuela de Turow de 2010, Presumed Innocent, ambientada veinte años después de los acontecimientos de la película de 1990, con la actuación en los protagónicos de Bill Pullman y Marcia Gay. Esta se emitió en TNT el 30 de noviembre de 2011 como parte de la cadena Mystery Movie Night, una colección de seis películas hechas para televisión basadas en novelas más vendidas.

Así termina la lista de las 25 novelas de misterio más renombradas en el mundo anglosajón. Gracias por seguir el ciclo -si lo hiciste- y llegar al final. Espero que haya ervido de ayuda como cultura general, y hasta si te interesó como opción futura de lectura.

Genocidio de Hiroshima y Nagasaki: Un homenaje con diferentes ángulos. N1: fotos del horror atómico (II).

Uno de los géneros de cine que me gusta es el de catástrofe. En los años setenta, por ejemplo, recuerdo decenas de películas norteamericanas y japonesas de este tipo basadas, esencialmente, en destrucciones masivas de ciudades y lugares debido a la fuerza de la naturaleza. Con el disparo de arrancada en la carrera de armas nucleares hecho por los Estados Unidos con los lanzamientos de las bombas de Hiroshima y Nagasaki, el cine comenzó a sacarle punta a la Guerra Fría con ataques y reventones de artefactos nucleares de diferente índole, llevando a las pantallas, entonces, otro tipo de catástrofe, pero también con pérdidas humanas.

Esta foto fue encontrada en la Escuela Primaria Honkawa, hoy Museo de la Paz de la Escuela Primaria Honkawa en Honkawacho,  Naka-ku,   Hiroshima. La foto muestra el hongo atómico dos minutos después de la explosión.

El Museo de la Paz está en el sótano de la antigua Escuela Primaria de la Ciudad de Hiroshima Honkawa, el cual se mantiene para aprender sobre la importancia de la paz.

Sitios históricos destruidos

Un torii todavía de pie, otro que estaba roto, un par de linternas de piedra inclinadas en diferentes direcciones, la sala del santuario quemada por completo, el castillo, derribado. «Cuando me acerqué a la torre del castillo, a menos de un kilómetro del hipocentro, me sorprendió una vista que no tenía sentido. Una pila de madera había permanecido de alguna manera sin quemar. Me pregunto si las gruesas paredes de yeso la habían protegido de los rayos de calor». Respondiendo a sus propias preguntas sobre los fenómenos que vio, Shigeo Hayashi continuó tomando fotografías.

Mirando hacia el noreste desde el frente del edificio frontal del Santuario Hiroshima Gokoku

Mirando desde el lado del santuario con la puerta torii derribada que conduce al edificio principal. En primer plano están las ruinas quemadas del Primer Hospital del Ejército de Hiroshima; al fondo, el área de entrenamiento del oeste. Justo después del bombardeo, los soldados yacían por todas partes, muertos por la explosión, quemados de rojo brillante por el rayo de calor. Una estación de socorro temporal erigida en la orilla del río Otagawa se repletó de muertos y heridos.

Fuente de purificación caída

La fuente de purificación (cuenca) en el lado sur del pavimento de piedra que conduce al edificio frontal del Santuario Hiroshima Gokoku evidentemente se elevó en el aire y giró 90 grados a medida que caía. Nuevas viviendas improvisadas se levantaron a la izquierda, y la Escuela Primaria Honkawa se extiende en el otro lado.

Linterna de piedra agrietada en pedazos por el rayo de calor.

Uno de los dos faroles de piedra en el lado sur del edificio frontal del santuario Hiroshima Gokoku. En el lado que daba al hipocentro, el tope y la base de piedra de tres niveles fueron agrietadas por el rayo de calor, y algunas piezas se cayeron. La reacción del granito al calor lo hizo útil para medir la temperatura y la dirección del rayo de calor.

Linternas de piedra

Este par de linternas de piedra estaban en el lado norte del edificio frontal del Santuario Gokoku de Hiroshima. Sus topes volaron. El eje central del de la derecha fue sacado de la base, dejándolo apoyado en el borde de la base. Las bases de ambos fueron desplazadas a la derecha. Durante el instante después que la feroz explosión levantó los pedestales por un extremo, y antes de que fueran absorbidos hacia el hipocentro, el eje central de uno de ellos fue doblado, y la base del otro atrapó una rama.

Gran puerta torii en la aproximación al Santuario Hiroshima Gokoku

El santuario de Hiroshima Gokoku tenía tres puertas torii. El más grande y cercano al hipocentro fue el único que permaneció erecto porque la explosión le pasó casi verticalmente. La tablilla que cuelga del torii en el lado del hipocentro fue simplemente golpeada, no soplada. En 1956, el santuario fue reconstruido sobre los restos de la muralla interior central (honmaru) del castillo de Hiroshima. El gran torii y su tabla colgante fueron trasladados a la entrada trasera, y los faroles de piedra y perros guardianes de piedra a la entrada principal del santuario.

Torre del Castillo de Hiroshima

Los testigos dicen que la torre del castillo de cinco pisos, un símbolo de Hiroshima, se desmoronó de una vez con un inquietante estremecimiento de la tierra. Reconstruido en 1958 antes de la Gran Feria de Reconstrucción de Hiroshima, hoy la torre del castillo vigila la ciudad.

La investigación de los daños ocasionados por la bomba en imágenes

Los principales objetivos del sub-equipo de física del equipo de encuesta académica eran estimar la ubicación del epicentro, el tamaño de la bola de fuego y la cantidad de radiación, y estudiar los efectos de la radiación. El 7 de octubre, Shigeo Hayashi visitó las zonas de Koi y Takasu. Sobre eso, él recordaba: «Cuando regresé al dormitorio, escuché a alguien decir: “No hay tanta radiación como predijimos en Tokio”. La razón sigue siendo un misterio, pero podría deberse al tifón Makurazaki».

Pantalón con manchas de lluvia negra

Cuando el equipo viajó al oeste de Hiroshima para estudiar los efectos de la lluvia negra, descubrieron estos pantalones manchados en una casa privada en Koi-machi y se enteraron de que la lluvia era como agua sucia.

Puerta exterior manchada de lluvia negra

Esta puerta era parte de la casa de Michitaka Uda, miembro del personal del Observatorio Meteorológico del Distrito de Hiroshima. La puerta fue arrojada al patio por la explosión y más tarde empapada por la lluvia negra. La familia Uda volvió a poner la puerta en su marco. El equipo raspó la torta de barro impregnada para medir el nivel de radiación. Cuando descubrieron que la suciedad era varias veces más radiactiva que la suciedad en el hipocentro, la familia decidió lavar la puerta.

La sobreviviente Akiko Takakura, una hibakucha, que el día del bombardeo tenía 20 años, y autora de la pintura «Mujer sedienta atrapando lluvia negra en su boca», dijo: «Después de un rato, la lluvia comenzó a caer. Lluvia negra, negra. Enormes gotas. Las personas estiraron la cara hacia arriba y abrieron la boca para atrapar las gotas. Cuerpos calientes, muy calientes, como bolas de fuego. Ellos necesitaban agua».

La foto es de una muestra conservada de una parede blanca con rayas de lluvia negra.

El día de la explosión, Toyoko, una joven de 16 años, salió de las ruinas del edificio de su escuela secundaría superior en la región de Nishi-ku, Osaka, pero antes que pudiera conseguir refugio, la fatiga y la conmoción provocaron que acabara cayendo al suelo, donde quedó completamente mojada por la lluvia. Su camisa se impregnó de un color negrizo ocasionado por la lluvia, que nunca pudo quitar por más que lavó la prenda .

Dos hermanos que sobrevivieron a la explosión en Hiroshima se ven el 10 de agosto, cuatro días después. Más de la mitad de la población de Hiroshima en ese momento murió en la explosión. (Imágenes AFP/Getty)

El esqueleto de una iglesia se ve en Hiroshima el 5 de septiembre de 1945. (AP)

Los supervivientes de la primera bomba atómica utilizada en la guerra son vistos mientras esperan tratamiento médico de emergencia en Hiroshima, Japón, en 1945. (AP)

Una madre atiende a su hijo herido después del bombardeo. (Fotografía de Keystone / Hulton Archive / Getty Images)

Se dice que, al menos, unas 100.000 personas murieron a causa de la explosión y la tormenta de fuego resultante que arrasó una sección de cuatro millas cuadradas de Hiroshima. (Archivo de Historia Universal/Grupo de Imágenes Universales a través de Getty Images)

Una hibakusha de Hiroshima, con quemaduras nucleares sintomáticas; el patrón en su piel es del kimono que llevaba en el momento del fogonazo.

Izquierda: Una estación de policía el 15 de septiembre en Shimoyanagi-cho, Hiroshima. El reloj se detuvo en el momento de la explosión de la bomba (Eiichi Matsumoto). Derecha: Los restos de un reloj pulsera detenidos por la explosión nuclear a las 8:15 a.m. La sombra de la manecilla del horario en el “8” del reloj fue quemada por la explosión, haciendo que pareciera ser más larga (Yuichiro Sasaki/Naciones Unidas/AP).

NAGASAKI bombardeada en imágenes.

Una vista aérea de Nagasaki después del bombardeo. (Imágenes de Bettmann/Getty)

Un joven sobreviviente llora mientras recibe tratamiento en un hospital temporal en Nagasaki. (YasuoTomishige/Asahi Shimbun/Getty Images)

La nube de hongo el 9 de agosto. La foto fue tomada a unos seis kilómetros de la escena de la explosión. Según el Museo de la Bomba Atómica de Nagasaki, el fotógrafo Hiromichi Matsuda tomó esto 15 minutos después del ataque. (Universal History Archive/Getty Images e Hiromichi Matsuda, cortesía del Museo de la Bomba Atómica de Nagasaki)

Los troncos de los árboles en octubre de 1945 que habían sido derribados por la explosión en Nagasaki. (Shigeo Hayashi)

Alrededor de las 2:00 p.m. del 10 de agosto. La bomba explotó aproximadamente a un tercio de milla por encima de esta ubicación, la intersección Matsuyama-machi. Los restos de una escuela privada están en la parte trasera a la derecha. La chimenea, trasera central, era parte de la Mitsubishi Nagasaki Steel Works. (Yosuke Yamahata, cortesía Shogo Yamahata)

Huesos esparcidos en septiembre de 1945 en un patio de recreo de la escuela, a menos de una milla de la zona cero. (Teiji Nihei)

Un caballo muerto y una carreta al sur de la zona cero de Nagasaki, al día siguiente del bombardeo. (Yosuke Yamahata, cortesía Shogo Yamahata)

Huesos y cenizas quedaron después del bombardeo, que mató hasta 80.000 personas. (Imágenes de Eiichi Matsumoto/Asahi Shimbun/Getty)

Un hombre que busca un médico para tratar a su bebé herido el día después del bombardeo. (Yosuke Yamahata, cortesía Shogo Yamahata)

Una mujer y un niño caminan por la ciudad el día del bombardeo. (STR/Associated Press)

Nagasaki, como se veía después del bombardeo atómico del 9 de agosto. (Foto de Roger Viollet a través de Getty Images)

Una densa columna de humo se eleva más de 60.000 pies en el aire sobre Nagasaki. (Cortesía de los Archivos Nacionales / Periodistas)

Las ruinas de un templo en Nagasaki después del bombardeo atómico. (Foto por Universal History Archive / Universal Images Group vía Getty Images)

Una familia que crema a sus muertos en Nagasaki en septiembre de 1945. (Eiichi Matsumoto)

Según el autor de esta instantánea, Joe O’Donnell, un reportero norteamericano que tomó miles de fotografías durante esos complejos días, este muchacho llevaba a su pequeño hermanito a la cremación. Su postura erguida, denotando una actitud marcial, así como su serenidad, impactaron a O’Donnell, quien luego reveló sus sensaciones respecto a la imagen: «Vi a un niño de unos diez años caminando. Llevaba un bebé en la espalda. En aquellos días en Japón, a menudo vimos a niños jugando con sus hermanitos o hermanas en sus espaldas, pero este chico era claramente diferente. Pude ver que había venido a este lugar por una razón seria. No llevaba zapatos. Tenía la expresión dura (…) La pequeña cabeza se inclinó hacia atrás como si el bebé estuviera profundamente dormido. El muchacho permaneció allí durante cinco o diez minutos.

Los hombres con máscaras blancas se acercaron a él y silenciosamente empezaron a quitarle la cuerda que sostenía al bebé. Fue entonces cuando vi que el bebé ya estaba muerto. Los hombres sujetaron el cuerpo por las manos y los pies y lo colocaron sobre el fuego. El muchacho se quedó allí sin moverse, observando las llamas. Se mordía el labio inferior con tanta fuerza que brillaba con sangre. En ese momento, el niño se dio la vuelta y se fue caminando en completo silencio, acto que sorprendió a todos los presentes».

Una fotografía de las lesiones de espalda de Sumiteru Taniguchi tomadas en enero de 1946 por un fotógrafo de la Marina de los EE. UU.

El testimonio animado de una sobreviviente de la bomba de Hiroshima

El programa Newsround de la BBC se reunió con Bun Hashizume, una sobreviviente que tenía 14 años en aquel momento y recuerda cómo fue ese día que marcó su vida. Ellos publicaron su testimonio, ilustrado con las animaciones que Newsround creó para dar vida a las memorias de Hashizume. Sigue el link que te dejo abajo o copia y pega en tu buscador: vale la pena ver este animado.

https://www.bbc.com/mundo/video_fotos/2015/08/150804_video_animacion_sobreviviente_hiroshima_np.shtml

La presentación de estos ángulos de la tragedia continúa con otra entrega que sigue.

Genocidio de Hiroshima y Nagasaki: Un homenaje con diferentes ángulos. N1: fotos del horror atómico (I).

El artillero de cola George R. Caron, de 25 años, que tenía consigo su gorra de béisbol de los Brooklyn Dodgers y una foto de su esposa y su hija pequeña para la buena suerte, pudo ver la onda de choque venir rápidamente. Gritó, justo cuando la onda golpeó al avión. Otra más hizo lo mismo y siguió de largo.

Tibbets, coronel y piloto del Enola Gay —el B29 que lanzó la bomba sobre Hiroshima—, preguntó a los hombres por el intercomunicador qué podían ver para que pudiera ser grabado para la posteridad.

Caron contestó: «Una columna de humo que se eleva rápidamente [con] un núcleo rojo ardiente. Una masa burbujeante, de color púrpura-gris… como una masa de melaza burbujeante. El hongo se está extendiendo. Es tal vez una milla o dos de ancho y media milla de alto. La ciudad debe estar por debajo de eso».

(sigue este link para ver el reportaje de Michael E. Ruane: https://www.washingtonpost.com/graphics/2020/history/hiroshima-anniversary-enola-gay-mission/)

En agosto de 1945, el periódico japonés Asahi Shinbum envió dos reporteros a Hiroshima y Nagasaki a tomar fotos: uno suyo, y otro de Tokio, Eiichi Matsumoto, quien había cubierto los bombardeos ya en otras ciudades japonesas, pero que consideró que la escala de la calamidad en la que estaban estas ciudades era de otro nivel. Fotografiaron Nagasaki del 25 de agosto al 15 de septiembre. En su camino a Hiroshima los trenes fueron retenidos debido al tifón Makurazaki, por lo que viajaron a la ciudad en barco y a pie. Se quedaron en Hiroshima del 18 al 25 de septiembre. Debido a que Matsumoto tomó las fotos de los daños ocasionados por la bomba atómica para el Asahi Científico, casi todas se centran en las edificaciones.

En un hospital de la Cruz Roja cerca de la zona cero de Hiroshima, se encontró con víctimas salpicadas de manchas rojas, un signo de enfermedad por radiación. Y en las calles desoladas y sembradas de escombros de Nagasaki observaba a las familias cremando a sus seres queridos al aire libre.

«Le ruego que me permita tomar fotos de su sufrimiento. Estoy decidido, sin decir una palabra, a dejar que la gente en este mundo sepa por qué tipo de tragedia apocalíptica han pasado», les pedía Matsumoto, quien tenía treinta años en ese momento, a los sobrevivientes. El señor Matsumoto, fotoperiodista del periódico Asahi Shimbun, que murió en 2004, fue uno entre esas docenas de fotógrafos que dieron testimonio después de los bombardeos, que forzaron la rendición de Japón y terminaron la Segunda Guerra Mundial.

Las fotos de Eiishi Matsumoto en Hiroshima

Puente Motoyasu

Mirando hacia el hipocentro desde el extremo oeste del puente Motoyasu. Las vigas soportaron la explosión, pero los pasamanos fueron lanzados al río. Los topes de las más nuevas fueron empujadas hacia la derecha o la izquierda, en direcciones opuestas. Por lo tanto, se pensó que el hipocentro estuvo cerca del final de este puente.

Hospital Shima

Convertido en un montón de escombros. La bomba explotó aproximadamente a 600 metros sobre este hospital. Sus paredes de un metro de espesor fueron diseñadas para resistir cualquier tipo de ataque, pero no eran rivales para esto. Aproximadamente 75 pacientes y el personal del hospital perecieron con el edificio.

El almacén de combustible

Construido para ser una tienda de kimono, fue utilizado por la Unión de Racionamiento de Combustible de la Prefectura de Hiroshima en el momento del bombardeo. En 1957, la ciudad de Hiroshima compró el edificio y lo convirtió en la Oficina de Reconstrucción del Este de Hiroshima, que dirigió la restauración de los barrios orientales. En septiembre de 1982, fue renovado para servir como el Rest House in Peace Memorial Park.

La bóveda de Mitsui Life Insurance, filial de Hiroshima

El edificio se quemó, pero la bóveda en el centro del edificio resistió. Este edificio estaba donde se encuentra el Monumento a la Paz de los Niños ahora en el Parque Memorial de la Paz.

Escuela Primaria Honkawa

Se muestra la pared este de la escuela, de frente al hipocentro. La explosión les dio forma cóncava a las paredes del segundo y tercer piso. La mayoría de los 400 estudiantes, 10 profesores y el personal de Ingeniería Civil de la Prefectura de Hiroshima que estaban usando el edificio en ese momento perecieron. El edificio fue una pérdida total, pero la armazón se mantuvo. Al día siguiente del bombardeo, se convirtió en una estación de socorro de emergencia que acogió a cientos de víctimas.

Segawa Warehouse

Este edificio de concreto de dos pisos fue aplastado, al punto de semejar un edificio de una sola planta. Fue pérdida total.

Shin-ohashi Bridge

El puente Shin-ohashi fue arrastrado por el tifón Makurazaki. El nuevo puente, Nishi-heiwa-ohashi, fue construido en, aproximadamente, la misma posición en 1952. El día del bombardeo, miles de estudiantes de secundaria y niñas de bachillerato estaban en la zona ayudando a limpiar para crear carriles para bomberos. Trabajando al aire libre tan cerca del hipocentro, casi todos murieron. Sus cuerpos llenaron el río.

Testimonio gráfico de corresponsales: Hiroshima

(https://www.nytimes.com/2020/08/06/world/asia/hiroshima-nagasaki-japan-photos.html)

Un corresponsal se encuentra entre los escombros en Hiroshima, Japón, el 8 de septiembre de 1945, un mes después de que la primera bomba atómica utilizada en la guerra fuera lanzada por Estados Unidos (Stanley Troutman / AP).

Una hongo atómico pende sobre Hiroshima alrededor de una hora después de la detonación. Al menos 70.000 personas murieron en la explosión inicial, mientras que aproximadamente 70.000 más murieron por exposición a la radiación. «El total de muertes en cinco años puede haber alcanzado o incluso superado los 200.000, a medida que el cáncer y otros efectos a largo plazo se afianzaron», según la historia del Proyecto Manhattan del Departamento de Energía. (Museo Memorial de la Paz del Ejército de los Estados Unidos/Hiroshima/AP).

Un paciente que sufre graves quemaduras por radiación en el hospital de la Cruz Roja de Hiroshima en agosto de 1945. Muchos de los que sobrevivieron a la explosión inicial murieron de graves lesiones y enfermedades relacionadas con la radiación (Imágenes de Hajime Miyatake/Asahi Shimbun/Getty).

Esta foto aérea muestra la base del ejército japonés en Hiroshima, un día después de la bomba (Imágenes de Bettmann/Getty).

Algunos supervivientes del ataque a Hiroshima (Universal History Archive/Getty Images).

Sombras de personas que quedaron impresas en objetos tras la detonación de la bomba.

El hongo atómico cerca de la zona cero de Hiroshima después del bombardeo atómico el 6 de agosto de 1945 (Museo Memorial de la Paz Gonichi Kimura/Hiroshima).

Una vista del centro de Hiroshima desde una estación de policía en septiembre de 1945. Un edificio de periódicos, una tienda departamental y un banco fueron destruidos (Yoshito Matsushige/Chugoku Shimbun/Kyodo).

Pacientes tratados en una tienda médica en Hiroshima el 9 de agosto (Yotsugi Kawahara, cortesía del Museo Memorial de la Paz de Hiroshima).

Una joven que sobrevivió a la explosión en Minami-Ohashi, a una milla al sur de la zona cero, siendo llevada en carretilla el 4 de octubre por su tía en un carro sobre carreteras cubiertas de escombros hasta el Hospital de la Cruz Roja de Hiroshima (Shunkichi Kikuchi, cortesía de Harumi Tago).

Una estación temporal de primeros auxilios el 7 de octubre en la escuela primaria de Fukuromachi en Hiroshima (Shunkichi Kikuchi, cortesía de Harumi Tago).

Este hombre, fotografiado el 2 de octubre en una cama de un hospital de Hiroshima, había sido expuesto a la radiación en Senda-machi. Quemado en su brazo derecho, recibió trasplantes de piel de sus nalgas (Shunkichi Kikuchi, cortesía de Harumi Tago).

Las fotos de Shigeo Hayashi. Memorial de la Paz en Hiroshima: Segunda exposición especial – 2006.

Shigeo Hayashi había experimentado las incursiones de Tokio, perdiendo su casa en una de ellas. Había sido testigo de innumerables escenas de áreas urbanas quemadas por bombas incendiarias, pero cuando pasó los ojos sobre todo Hiroshima, sus palabras fueron: «¿Una bomba realmente hizo todo esto?».

Mirando hacia el noroeste desde el techo del Banco Shokochukin

Esta foto mira hacia abajo en lo que ahora es el área frente a la parada de tranvía Tate-machi. El edificio incendiado hasta la armazón de hierro es el taller de forja conectado con el Edificio Moto-machi de la Oficina Municipal de Obras Hidráulicas. Los edificios gubernamentales de madera y almacenes fueron quemados, y el personal en ellos murió. Un autobús que se carbonizó aparece en primer plano. Un tranvía expuesto fue abandonado en el lado de la carretera.

Mirando hacia el sureste desde el techo del Banco Shokochukin

La explosión arrancó la pared alrededor del techo. La franja blanquecina paralela a la línea del techo es la calle Kinzagai. El edificio de tres pisos que permanece erguido es Kirin Beer Hall. A lo lejos, la isla de Kanawajima está claramente esbozada.

Lo que se extendía ante Shigeo Hayashi era una llanura de escombros muy silenciosa, y sin embargo, en su mente el fotógrafo imaginaba las escenas horribles del bombardeo. «Cada pocos pasos veía restos de otro crematorio improvisado. Dondequiera que apunté la cámara, las voces del infierno de dos meses antes se lanzaban hacia mí.» Hayashi comenzó su toma de fotos en el hipocentro y gradualmente caminó hacia los bordes exteriores del anillo.

Mirando hacia el este desde la calle Sarugaku-cho. Esta calle estuvo debajo de la explosión. Todas las casas y tiendas de la zona fueron aplastadas y consumidas por el fuego, con la carretera vagamente visible por la línea de cisternas contra fuego de hormigón. Debido a que la explosión golpeó las cisternas directamente desde arriba, sus fondos reventaron. Innumerables personas perecieron en los alrededores. El edificio de la extrema derecha es Yasuda Life Insurance Company. Chiyoda Life Insurance Company es el edificio más cercano; el Banco Geibi (ahora, Banco de Hiroshima) está detrás de él. La tienda por departamentos de Fukuya se encuentra en el lado izquierdo (norte) de la calle.

Mirando hacia el este a lo largo de la calle del tranvía de Sarugaku-cho

La calle del tranvía que corría hacia el este y el oeste a través del centro de la ciudad es la actual avenida Aioi-dori. En el levantamiento de tierra a la izquierda se encuentran las ruinas de la torreta No. 1 en lo que había sido el foso exterior del Castillo Hiroshima. La foto muestra a alguien cargando sus pertenencias y otros llevan sus posesiones domésticas en grandes carros o camiones.

Mirando hacia el noreste desde las ruinas de la torre del Castillo Hiroshima

La vista es al noreste desde la torre del castillo desmoronado. Innumerables personas se sumergieron en este foso interior para escapar de las llamas y murieron allí. En el otro lado del puente de madera sobre el foso se encuentra el patio de la escuela primaria del Ejército de Hiroshima. A su derecha están las paredes aún intactas de la escuela. En el fondo se encuentra la camuflada oficina de comunicaciones de Hiroshima .

Mirando desde la puerta de Ninomaru hacia el Honmaru (principal complejo del castillo) del castillo de Hiroshima.

La pared en primer plano es la pared de la segunda muralla interior (ninomaru). En el nivel inferior del complejo principal en el fondo estaba la Oficina Regional de Defensa Aérea del Cuartel Militar Regional de Chugoku, parcialmente subterránea. Dos estudiantes que trabajaban como operadoras de radio en ese momento fueron las primeras en denunciar el bombardeo.

Restos de víctimas en la zona de Sarugaku-cho

Las casas de madera apiñadas en la zona del hipocentro fueron envueltas y consumidas por las llamas. El hueso humano finamente astillado permaneció en la zona. El sub-equipo de física recogió hueso humano para calcular el fósforo activado por los rayos de neutrones.

Hayashi primero planeó tomar sólo fotos asignadas por los miembros del equipo de la encuesta, pero como los investigadores estaban ocupados montando su equipo de medición de radiación, los fotógrafos recibieron instrucciones de usar su propio juicio en la selección de tomas. «Mi responsabilidad creció. De repente sentí una carga mucho más pesada sobre mis hombros». Hayashi caminó por la ciudad tomando fotos de escenas que lo golpearon o parecían especialmente extrañas.

El hipocentro–Entrada al Hospital Shima

El llamativo hospital Shima, de dos pisos, construido en 1933, tenía ventanas redondas y columnas que enmarcaban la entrada. La bomba explotó en el cielo a 600 metros sobre este edificio. Aunque las paredes tenían casi un metro de espesor, se desmoronaron bajo el poder abrumador de la explosión. Todas las 75 personas en el edificio en ese momento -pacientes, médicos, enfermeras y otro personal- perdieron la vida.

Tablero de mensajes para personas conectadas al Hospital Shima

El director del hospital, Kaoru Shima, colocó sobre una cisterna contra fuegos esta tablilla con información para quienes buscasen el paradero de sus seres queridos conectados al hospital. En el momento del bombardeo, el Dr. Shima estaba fuera de la ciudad examinando pacientes. Cuando se enteró de la noticia, regresó a casa con todos los suministros de primeros auxilios que podía llevar y comenzó a tratar a los heridos. Sus esperanzas cuando preparó la tabla se desvanecieron. Nadie en el edificio sobrevivió.

Desde la carretera en el lado sur del Hospital Sei

El Hospital Dermatológico y Urológico Sei se encontraba diagonalmente a través de la intersección con el Hospital Shima. Fue totalmente destruido, excepto por la entrada de la puerta lateral del paciente en primer plano y parte del muro fronterizo. Un mensaje en el exterior de la cerca dice: «Hana Sei está viva y bien». El edificio de la izquierda es la Asociación de Comercio de la Prefectura de Hiroshima, y el Campo de Perforación Occidental es visible a la derecha distante.

Leyendo los mensajes de la junta del Hospital Shima

Esta foto aounta hacia el norte desde la calle Saiku-machi en el lado sur del Hospital Shima. La tablilla que lleva el mensaje del director del hospital está apoyada debajo del fragmento de pared triangular, cerca de los pies de la mujer a la derecha, en el centro de la foto.

Avenida Hondori

Mirando hacia el oeste desde Kirin Beer Hall (ahora, el área frente al edificio principal de PARCO de Hiroshima). A la izquierda de los peatones se encuentra Shimomura Jewelers. Detrás de ellos está la sucursal de Hiroshima del Banco Yasuda. A lo lejos, a la derecha, están las sucursales de Hiroshima de Obayashi Corporation y Sumitomo Bank y el banco central Geibi. A excepción de las construidas de ferro-hormigón, las tiendas conocida s desde hace mucho tiempo que bordeaban la Galería Comercial Hondori fueron completamente destruidas por la explosión y el fuego.

Shimomura Jewelers

Fundada en 1873, Shimomura Jewelers construyó esta nueva tienda en 1928. Una de las primeras tiendas construidas de ferro-hormigón, su torre con relojes en los cuatro lados fue algo llamativo. Sin embargo, dado que la estructura carecía de pilares de soporte internos, las paredes laterales cedieron bajo la explosión atómica. El segundo piso y la torre del reloj permanecieron erguidos en el primer piso pulverizado, como si estuviera sentado en una pendiente.

Hiroshima Gas Company

Construida en 1922 como sede del Ferrocarril de Gas y Electricidad de Hiroshima, cuando la Hiroshima Electric Railway Company se separó en 1942, se convirtió en Hiroshima Gas Company. El lado noreste frente al hipocentro estaba destrozado, pero el lado suroeste y la entrada que soportaban el balcón del segundo piso subsistieron. El edificio ardió durante dos días. El presidente y otras 29 personas en el edificio en ese momento perecieron. Cinco que, milagrosamente, escaparon del edificio, murieron poco después.

Salón  de Promoción Industrial de la Prefectura de Hiroshima

El edificio fue construido en 1915 como sala de exposiciones comerciales de la prefectura de Hiroshima. En 1921, el nombre cambió a Hiroshima Prefectural Products Exhibition Hall y de nuevo en 1933 a Industrial Promotion Hall. Además de exhibir y vender productos de toda la prefectura, también sirvió como museo de historia y arte. A medida que la guerra se intensificó, estas funciones se abandonsaron y varias oficinas gubernamentales se apoderaron del espacio, incluyendo la Oficina de Obras Públicas Chugoku-Shikoku del Ministerio del Interior y la Corporación de Control de Madera. El bombardeo atómico mató a todos en el edificio. Debido a que la bomba explotó prácticamente encima, retuvo la característica distintiva que le valió el nombre de «Cúpula de la bomba A» después de la guerra.

Mirando de oeste a este sobre el puente Motoyasu

El puente Motoyasu conectaba Hiroshima y los distritos comerciales y de ocio más importantes de Hiroshima: el distrito Nakajima y la avenida Hondori. El puente de madera fue reemplazado por una placa de acero permanente y un puente de viga en 1926. La explosión ocurrida casi encima arrojó todas las barandillas al agua y las linternas y piedras de tapón de los postes fueron separados simétricamente a la derecha y a la izquierda. En 1992, los postes afectados fueron incorporados al restaurar el puente a su diseño original.

Pasarela del Puente Aioi

Mirando hacia el oeste desde el lado ascendente de la parte central del puente Aioi. La explosión que se reflejó en la superficie del agua levantó el lado norte del puente, creando un hueco entre la acera y la carretera que alcanzó 1,4 metros en la parte más ancha. Los postes telefónicos se inclinaron a la izquierda o a la derecha, los adoquines y las tuberías de alcantarillado se rompieron y esparcieron. Bajo el puente flotaba madera que pudo haber sido arrojada al río por el tifón Makurazaki.

Extremo oeste del puente Aioi

Mirando desde el lado sur del extremo oeste del puente Aioi hacia la Sala de Promoción Industrial de la Prefectura de Hiroshima. Al pie del puente hay adoquines y rieles de la línea de tranvía destruida. Hay fragmentos de hueso blanco quemados y esparcidos en las ruinas. En un tablero de mensajes atado al poste telefónico hay nombres y lugares de refugio.

Odamasa Store y el nuevo edificio Chugoku Shimbun

Alrededor de 1935, Odamasa, una tienda de telas de kimono, construyó una tienda con marcos de acero de tres pisos y un almacén en Ebisu-cho, pero cuando el gobierno se hizo cargo del suministro de ropa durante la guerra, la ropa militar también fue cosida en la tienda. El poder de la explosión y los incendios desprendieron el marco de hierro y lo doblaron como si nada. Con el tiempo se hundió hacia en el suelo por su propio peso. El nuevo edificio Chugoku Shimbun de la derecha quedó en sus paredes de hormigón. Todo el equipo se perdió. El edificio fue remodelado y ampliado después de la guerra, y finalmente demolido en 1970. Hoy en día se encuentran ahí la tienda por departamentos Mitsukoshi.

Tienda departamental de Fukuya y tranvía

Mirando hacia el oeste cerca de lo que ahora es la parada de tranvía Ebisu-cho. A la izquierda se encuentra la Nueva Tienda por Departamentos Fukuya (hoy sin la palabra «nueva»), y a la derecha, los antiguos grandes almacenes Fukuya. El nuevo edificio fue terminado en 1938 con ocho pisos sobre el suelo y dos abajo. Durante la guerra, el ejército, las corporaciones de control y otras agencias gubernamentales se apoderaron de la mayor parte de su espacio comercial. El bombardeo atómico destruyó por completo el interior y mató a docenas de ocupantes. Un tranvía carbonizado tirado fuera de la pista se encuentra en la orilla de la carretera. Inmediatamente después del bombardeo, el tranvía fue apilado con los esqueletos de quienes se quemaron hasta el hueso en los fuegos provocados por la explosión.

Hasta aquí esta primera entrega de esta horrorífica pesadilla que fue el bombardeo de dos ciudades civiles. Más fotos y comentarios en próximas publicaciones.

Como siempre, me gustaría leer comentarios sobre este trabajo y su tema. Déjalos aquí y suscríbete para que no te falte lo que salga en es abrevadero. Gracias.

A %d blogueros les gusta esto: