Olivia Newton-John nos deja. Nosotros quedamos desesperanzadoramente devotos a Sammy.

¿Quién no se enamoró de Olivia —al menos, hablo por los varones heterosexuales— en los ’70 cuando la conocimos? Claro que siempre habrá quien diga que no, pero la mayoría lo hicimos. La mayoría nos prendamos de ese bello rostro, esa voz clara, ese cuerpo estilizado. Todavía recuerdo a Diocles sentado en una litera superior,Sigue leyendo «Olivia Newton-John nos deja. Nosotros quedamos desesperanzadoramente devotos a Sammy.«